Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 2
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ya hacía un tiempo que nos habían pedido un análisis sobre el famoso objeto interestelar Oumuamua. Algunos científicos (especialmente los que trabajan bajo la dirección de Yuri Milner, Stephen Hawking y Mark Zuckerberg) tienen sus dudas acerca de si podría tratarse de una nave extraterrestre y esto, claro que sí, es suficiente como para que enfoquemos nuestras parabólocas hacia el objeto y realizemos este especial que puedes ver ahora mismo.

En busca de ondas de radio en Oumuamua

Pero hay quien ha ido, incluso, más allá. Como el millonario Yuri Milner, impulsor del ambicioso proyecto Starshot, parte del programa de investigación Breakthrough Listen, que con el respaldo del mismísimo Stephen Hawking pretende, entre otras cosas, construir un enjambre de micro naves capaces de llegar a Alpha Centauri, la estrella más próxima al Sol, a 4,3 años luz de distancia, en un viaje de apenas veinte años de duración. La cuestión es que Milner se está tomando muy en serio la posibilidad de que Oumuamua, el primer visitante llegado de fuera del Sistema Solar, sea en realidad una sofisticada nave espacial alienígena.

Milner, además, no es el único que piensa eso. En efecto, y poco después de reunirse con el director del Departamento de Astronomía de la Universidad de Harvard, Avi Loeb, Milner anunció que Breakthrough Listen utilizará su telescopio de Green Bank para comprobar si Oumuamua está emitiendo algun tipo de señal de radio, lo que revelaría que, en realidad, es mucho más que una simple roca espacial. Las observaciones con el telescopio tendrán lugar este mismo martes, a partir las 9 de la noche, hora de España.

Leer:  Misterios-El misterio de la Mansion Winchester; historia de un laberinto

¿Una sonda alienígena?

En un email enviado por Loeb a Milner y recogido por la revista Futurism, el astrónomo afirma que «cuanto más estudio este objeto, más extraño me parece, y me pregunto si podría tratarse de una sonda artificial enviada por una civilización alienígena».



Al principio, se creía que Oumuamua era un cometa, aunque la idea fue descartada casi de inmediato, ya que el objeto carecía por completo de una cola, o coma, hecha de material evaporado de su superficie. La forma del objeto, además, resulta muy extraña para un asteroide. De hecho, es mucho más largo que ancho, mientras que la mayoría de los asteroides conocidos tienen formas bastante más redondeadas.

Esta misma noche, pues, el telescopio de Green Bank observará, durante diez horas seguidas, a Oumuamua, que en estos momentos está ya saliendo de nuestro Sistema Solar, y tratará de interceptar algún tipo de señal de radio o emisión emitida por el objeto. Los propios investigadores admiten que la probabilidad de que se trate de algo más que una simple roca es muy pequeña, aunque consideran que no es imposible.

Comenta esta nota...

Deja un comentario