El asteroide ‘exiliado’ que nadie sabe como terminó en los confines del Sistema Solar

Astrónomos han encontrado en los confines del sistema solar, a 4.000 millones de kilómetros de la Tierra, un asteroide raro, y todavía no están seguros de cómo fue a dar allí.

0
4
Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 28
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Astrónomos han encontrado en los confines del sistema solar, a 4.000 millones de kilómetros de la Tierra, un asteroide raro, y todavía no están seguros de cómo fue a dar allí.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista The Astrophysical Journal Letters, el 2004 EW95 es un asteroide rico en carbono que actualmente reside en el Cinturón de Kuiper, una región fría más allá de la órbita de Neptuno. Es el primer asteroide de este tipo en ser hallado tan lejos del Sol. Este curioso objeto, de unos 300 kilómetros de ancho, vendría a ser una reliquia del Sistema Solar primordial. Se cree que se formó en el cinturón de asteroides que orbitan entre Marte y Júpiter, pero emigró luego miles de millones de kilómetros desde su origen hasta su actual hogar en el Cinturón de Kuiper, afirman los científicos.

Wesley Fraser, astrónomo de la Universidad de la Reina en Belfast
Wesley Fraser, astrónomo de la Universidad de la Reina en Belfast

Wesley Fraser, astrónomo de la Universidad de la Reina en Belfast (Irlanda del Norte, Reino Unido),  notó algo inusual sobre uno de los asteroides distantes que estaba monitoreando mientras realizaba observaciones de rutina con el Telescopio Espacial Hubble. Se trataba de un espectro de reflectancia que era claramente distinto al de otros objetos presentes en el Sistema Solar.

Tras hacer mediciones más detalladas, realizadas con el así llamado Very Large Telescope del Observatorio Europeo Austral, el equipo determinó que aquel objeto se formó a partir de carbono, lo que sugiere que se originó en el Sistema Solar interno.

Leer:  El fraude de la "extraña criatura" de Santa Fe

Esta idea fue confirmada por la presencia de determinados minerales, como óxidos férricos y filosilicatos, que nunca antes habían sido confirmados en un asteroide del Cinturón de Kuiper, y son otro indicador de que emergió por primera vez más cerca al Sol.

FUENTE: RT NEWS

Comenta esta nota...

Deja un comentario