Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para poder analizar la actividad producida en las llamadas casa embrujadas, tenemos que tener en cuenta un par de conceptos.

Primero es el factor que da vida a los acontecimientos que generan esta fenomenología. En este caso lo divido en dos grandes ramas. La primera rama es la producida por Fenómenos objetivos originados por el accionar de Poltergeist, causados directa o indirectamente por uno de los moradores de la misma.

La segunda seria por la presencia espiritual del lugar, de esta división también salen dos ramas más, que serían la presencia de almas encadenadas al lugar, ya sea por haber vivido en el sitio o haber muerto en circunstancias agresivas en el mismo y por otro lado por presencia demoniaca, o de algún tipo de espíritus no humanos que generalmente esto se arraigan al lugar por invocación o por algún proceso similar, que en su momento abrió puertas por donde se colaron estos.

A lo largo y ancho del mundo podemos encontrar muchos ejemplos de tales casas embrujadas, unas muy conocidas y otras no tanto. Quien no escucho alguna vez en su pueblo hablar sobre una casa embrujada local. Sin dudas ningún lugar está exento a esto.

Casas y Poltergeist

El poltergeist en un fenómeno telergico (Véase  Nociones parapsicológicas Vol III), como anteriormente ya lo habíamos visto, producido directamente o indirectamente por un individuo con emociones fuertes. Este por lo general interactúa con su entorno, produciendo multitud de fenómenos tales como raps, telekinesis, levitación y demás que se engloban directamente en el poltergeist. Para ejemplificar un ejemplo de casas con accionar poltergeist, citare un ejemplo de Jules De Mirville en su libro Pneumatologia. Este sucedió en un pueblo llamado Eideville en Francia. Desde hace un tiempo en la casa sucedían cosas extrañas, pero la mismas de apoco fueron aumentando en intensidad, hasta el punto que ya no se podía morar en la misma. Todos los objetos que habían dentro de la casa, se movían de un lado al otro, los vidrios de las ventanas se rasgaban y se quebraban cayendo en todas las direcciones. Los animales domésticos daban tales saltos que quedaban destrozados a raíz de los golpes recibidos. Los platos de la cocina salían botados por la ventana y entraban por la puerta principal. De la chimenea salía fuego persiguiendo a los objetos que volaban. Los ruidos producidos por estos eran infernales. Los investigadores fueron eliminando uno por uno a los moradores de la casa, hasta recabar en un niño de diez años. Se decidió aislar al chico de la casa y de esa forma los fenómenos desaparecieron del lugar.

Casas y espíritus

La actividad espiritual de un lugar, sin duda tiene amplia influencia sobre el mismo. El ambiente siempre toma la energía que generan las personas  que habitan el lugar provocando que el lugar se armonice o no, porque no siempre la actividad de un hogar es positiva. Por ejemplo una persona al ingresar a una iglesia, siente la harmonía que reina en el lugar, puesto que en la misma normalmente es un sitio donde se realiza pura y exclusivamente actividades sanas y positivas, repito normalmente. Por otro lado en una casa donde se realizó un asesinato o se realizó algún tipo de misa negra o actividad satánica, que es lo que podemos esperar más que negativismo.

El parapsicólogo Robert Tocquet, narra sobre un caso sucedido a una mujer con el seudónimo de Madame V que vivió ciertas experiencias en un caserón del siglo .XVII donde había residido una comunidad de frailes.

Madame V paso una temporada allí de descanso con sus dos hijos. A un par de días de estancia en el lugar, apareció el fantasma de un monje en la misma habitación que ocupaba Madame.

 

A continuación el relato de Madame V (Extracto Notas de Robert Tocquet)

“Aquella noche vi por primera vez vagar por mi habitación una sombra oscura, formada por una niebla opaca, detrás de la cual parecía haber una luz. Aquella sombra, de forma humana, llevaba una larga vestimenta, un manteo y parecía tener la cabeza cubierta por una capucha. La sombra avanzo lentamente hacia mí. Presa del espanto, me senté en la cama, con la espalda contra la pared y la garganta seca. Estaba helada pero al mismo tiempo sudaba. Quería levantarme, gritar, pero ningún sonido salía de mi boca.  Un terror indescriptible me mantenía clavada allí. La sombra avanzo hasta situarse ante la chimenea, entonces se arrodillo y yo sentí el golpe de sus rodillas contra el pavimento. Se prosterno tres veces, con las mangas juntas, en un gesto de súplica. Se prosterno tres veces más, se alzó poco a poco y se encamino hacia la puerta de una pequeña habitación que se encuentra al lado de una alcoba. Pocos segundos después note como la caída de un cuerpo a tierra, dentro de la pequeña habitación.”  No es de extrañar que Madame V pasase después toda la noche sin dormir hasta el amanecer, que fue al jardín a disfrutar de la añorada luz del sol. Pero Madame V sin embargo, deseaba volver a ver a la aparición, cosa que consiguió unas cuantas noches después cuando la puerta de su habitación se abrió y pudo ver de nuevo al viejo monje. Madame V vio que extrañamente, la aparición lloraba a la vez que una voz de fondo decía: “Dios mío, misericordia, tened piedad de mí; tened piedad, Dios mío, perdonadme, Jesús”. Madame V entablo un dialogo con la aparición, lo más destacado de esta fueron unas extrañas profecías que el monje la dijo, tales como que el mundo iba a explotar por culpa del hombre; todo el mundo se sumergiría menos Sudamérica ¿Qué quiso decir?

Pero estas no solo fue la única vez que Madame V hablo con el fantasma. En posteriores conversaciones le confeso cosas como que había dejado morir de hambre en un calabozo a un preso, o que a el mismo lo mataron lo revolucionarios cortándole la mano y emparedándolo. Hablo también de una extraña virgen rota por la mitad que se hallaba en el jardín, pues bien, el fantasma no mentía, porque Madame V la encontró.

AmistyVille y sus demonios.

Quien no oyó hablar de la casa de Amityville, casa donde Ronald Defeo asesino a toda su familia en el año 1974, aludiendo que una voz le dictaba al oído lo que tenía que hacer. Lugar donde se mudó la familia Lutz, quien padeció miles de situaciones, por la turbiedad espiritual de la misma. La fenomenología del lugar tenia raíces satánicas ya que John Ketchum, un brujo que había escapado a la famosa quema de brujas de Salem, fue uno de los primeros moradores del lugar. Fue quien presuntamente utilizó el solar para efectuar rituales satánicos y de este modo abrir la puerta a ciertos demonios que se adueñaron de la casa.

Así como estas, existen millones de casas embrujadas, pero… ¿te animarías a pasar una noche en una de estas? Lo dejo a conciencia del lector.

Comenta esta nota...

Deja un comentario