Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La NASA se pasó dos semanas anticipando un “gran anuncio” acerca de la luna Europa. Pero, como sucede en estos casos, los descubrimientos que comparten no son más que detalles no demasiado interesantes. En este caso se habla de géisers y de sus implicaciones, pero claro, nadie, ni por asomo, insinúa la posibilidad de que se hayan detectado compuestos que serían el resultado de procesos biológicos únicamente relacionables a la vida. A continuación la información oficial del anuncio de ayer:

Gracias al telescopio espacial Hubble, un equipo de astrónomos ha identificado posibles penachos de vapor de agua emergiendo de Europa, una de las lunas de Júpiter. Este hallazgo refuerza otras observaciones del Hubble que sugieren erupciones en la luna con altas plumas de vapor de agua.
La observación incrementa la posibilidad de que las misiones espaciales a Europa puedan tomar muestras de su océano sin necesidad de perforar a través de kilómetros de hielo.
“El océano de Europa está considerado uno de los lugares más prometedores que podría albergar vida en el sistema solar”, dijo Geoff Yoder, administrador del directorio de misiones científicas de la NASA. “Estas plumas, si verdaderamente existen, pueden proporcionar otra forma de obtener muestras del subsuelo de Europa.”
Los penachos se estima que alcanzan los 200 kilómetros de altura, y presumiblemente arrastran material que vuelve a caer en la superficie de Europa. Europa tiene un gran océano que contiene el doble de agua que los océanos de la Tierra, pero está blindado por una gruesa corteza helada que lo recubre por completo. Las plumas son una oportunidad tentadora para recoger muestras procedentes de debajo de la superficie sin tener que aterrizar o perforar a través del hielo.
El equipo descubridor, dirigido por William Sparks, del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore, observó esas proyecciones en forma de dedo cuando visualizaban el borde de Europa mientras la luna pasaba en frente de Júpiter.
El objetivo original de la propuesta de observación del equipo era determinar si Europa dispone de una delgada atmósfera extendida o exosfera. Utilizando el mismo método de observación que se utiliza para detectar las atmósferas de los planetas que orbitan otras estrellas, el equipo se dio cuenta de que si había respiraderos de vapor de agua desde la superficie de Europa, esta observación sería una excelente manera de verlo.

Concepto artístico de los géisers en Europa. NASA.
Concepto artístico de los géisers en Europa. NASA.

En 10 observaciones separadas en 15 meses, el equipo observó Europa pasando por delante de Júpiter. Vieron lo que podrían ser plumas en erupción en tres de esas ocasiones.
Este trabajo proporciona evidencias de apoyo para los penachos de agua en Europa. En 2012, un equipo dirigido por Lorenz Roth, del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio, detectó evidencias de vapor de agua en erupción desde la región del polo sur de la gélida Europa y llegando a más de 160 kilómetros al espacio. Aunque ambos equipos utilizaron el telescopio espacial Hubble, cada uno utilizó un método totalmente independiente para llegar a la misma conclusión.
Sin embargo, hasta el momento, los dos equipos no han detectado simultáneamente las plumas que utilizan sus técnicas independientes. Las observaciones hasta el momento han sugerido que las plumas pueden ser muy variables, lo que significa que pueden entrar en erupción de forma esporádica durante algún tiempo y luego apagarse.
Si se confirma, Europa sería la segunda luna del Sistema Solar en albergar plumas de vapor de agua. En 2005, la sonda Cassini las observó en Encelado, una luna de Saturno.

Leer:  Mitología | Fin de año en lo de Atenea

Fuente: NASA

Comenta esta nota...

Deja un comentario