Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En cierto momento, la CIA se decidió a generar OVNIS en los radares y hoy te cuento esa historia. Resulta que la cronología moderna de los OVNIs corre en paralelo con la guerra fría. Ambas comenzaron poco después de la Segunda Guerra Mundial (a fines de la década de 1940) y continuaron durante 4 décadas. 

Esos años produjeron la mayoría de casos de ovnis ‘clásicos’ que llenan libros, sitios web y documentales de televisión con la mayor parte de su contenido hasta el día de hoy. A principios de la década de 1990, la Guerra Fría había terminado.

Anuncio

Poco después, los últimos destellos de esa era OVNI «clásica» también parecieron apagarse con las luces de Phoenix en 1997.

Recién ahora, con la gestación de una nueva guerra fría (entre China y EEUU – vean Factor H), los OVNIS más clásicos están regresando de la mano de los mismos actores de aquellos locos años del siglo XX.

¿Es casual? Cuando repasamos proyectos como Palladium no lo parece tanto.

LOS EXTRAÑOS FANTASMAS DE NANSEI-SHOTO

Todo comenzó en la primavera de 1945. Las fuerzas aliadas en el Pacífico se estaban reuniendo para realizar los últimos grandes asaltos de la guerra. En los barcos aliados se vivía un miedo palpable al constante ataque de los bombarderos japoneses en su versión ‘kamikaze’. 

La flota del pacífico cerca de Okinawa
La flota del pacífico cerca de Okinawa

A medida que la fecha de la invasión de Okinawa se acercaba, los ánimos se tensaban y, en este contexto, los operadores de radar detectaron 200, tal vez 300 objetos que se acercaban rápidamente a la flota aliada. 

Estos objetos viajaban a velocidades imposibles; mucho más rápido que la velocidad del sonido. La alarma se activó y los interceptores de la Armada se lanzaron frenéticamente al aire… pero los aviones enemigos no estaban a la vista. Allí no había nada. Ni japoneses kamikaze, ni pájaros.

Sin embargo, las señales en las pantallas de radar de los aliados mostraban como esos ecos de radar se acercaban a la flota, para luego simplemente desaparecer. Los hombres en las cubiertas de los barcos del grupo de batalla y los pilotos no vieron nada más que un cielo celeste y tranquilo.

El evento se conoció como el «Fantasma de Nansei-shoto». Los científicos contratados por la Armada comenzaron una investigación y llegaron a desarrollar una hipótesis: la proximidad de los poderosos radares de sus barcos había provocado señales de radar falsas. Tomaron nota y desde inteligencia descubrieron que este error podría ser muy útil. Si desarrollaban la capacidad de controlar este fenómeno se convertiría en una herramienta militar de avanzada.

Pasó el tiempo y para finales de la década de 1950, existía una creciente preocupación por la capacidad de los aviones espía U2 para sobrevolar con seguridad el espacio aéreo soviético y evadir las contramedidas.

Las cámaras espía del U2 habían detectado grandes actualizaciones en las defensas aéreas y antimisiles soviéticas y a esto se sumaron numerosos intentos de derribar uno de estos aviones espía.

Palladium fue un proyecto combinado de la CIA / NSA diseñado para recopilar datos de inteligencia militar de aviones soviéticos, embarcaciones navales, radar y tecnología de misiles. 

El famoso avión espía U2
El famoso avión espía U2

La tecnología involucrada permitió a la CIA crear aviones fantasma que los soviéticos captarían en su radar. Este truco electrónico(desarrollado desde el incidente NANSEI-SHOTO) podría crear objetos fantasmas de cualquier forma o tamaño, volando a cualquier velocidad o altitud. La NSA, mientras tanto, se encargaba de vigilar la forma en que los soviéticos recibían y reaccionaban a estas señales falsas.

Palladium fue diseñado para usarse junto con el avión Oxcart o A-12 (el reemplazo designado para el U2 y precursor del SR71 Blackbird). El sistema Palladium emitía señales falsas para confundir el radar enemigo, mientras que la tecnología ‘sigilosa’ reduciría la firma del radar del avión Oxcart a un pequeño parpadeo. El resultado final es un enemigo muy confundido durante las misiones del avión espía.

LA CRISIS DE LOS MISILES CUBANOS

Leer:  ICER: La nueva organización global que busca llevar el tema OVNI a las Naciones Unidas

A pesar de la tensa situación política, la oportunidad de vigilar a los rusos desde tan cerca era demasiado buena para ignorarla. Entonces, el Proyecto Palladium se desplegó en un destructor de la armada durante la Crisis de los Misiles Cubanos. El objetivo era confundir el radar cubano mientras la NSA estudiaba cómo respondían los cubanos (y sus «asesores militares» soviéticos).

La crisis de los misiles cubanos
La crisis de los misiles cubanos

Un equipo de la CIA crearía un ‘fantasma de radar’ acercándose al espacio aéreo cubano. Luego, un submarino de la Armada de los EE. UU. que se encontraba frente a la costa de la Bahía de La Habana emergería y lanzaría esferas metálicas de diferentes tamaños cuando el ‘avión fantasma’ se acercara a su posición

Esto, a su vez, incitaría a los soviéticos a activar sus defensas de radar. Entonces, los chicos de la NSA (que monitoreaban las comunicaciones) podrían identificar las fortalezas y debilidades del equipo soviético.

En un incidente, aviones de combate cubanos se apresuraron a interceptar. Nuestros amigos de la CIA mantuvieron su avión fantasma más allá del alcance de los cubanos. Luego, cuando el equipo de la NSA identificó a un piloto cubano que se preparaba para activar sus armas, apagaron el sistema Palladium.

Esto generó un reporte OVNI por parte del piloto cubano.

LEON DAVIDSON: ECM + CIA = OVNI

Leon Davidson era un científico que había trabajado en el Proyecto Manhattan durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra, se convirtió en ingeniero supervisor en los laboratorios de Los Alamos. Estaba intrigado por los informes de una ‘extraña bola de fuego verde’ procedentes de Nuevo México que seguían sin explicación y muchas otras historias sin resolver de actividad en los cielos.

Leer:  El Caso OVNI Bariloche: Cronología de una investigación abierta

A finales de la década de 1950, escribió un trabajo muy interesante que llamó: “ECM + CIA = OVNI o cómo provocar un avistamiento de radar”. (ECM = Contramedidas Electrónicas).

Tomando nota del incidente ‘Nansei-shoto’ mencionado anteriormente, escribió: “En 1945, las contramedidas electrónicas contra el radar se habían hecho públicas. Una «caja negra» en nuestros bombarderos captaría los impulsos de radar del enemigo; para amplificarlos y modificarlos… y enviarlos de vuelta, ahogando el retorno normal del radar del bombardero. La modificación podría ser un cambio en el tiempo o la fase y podría causar que el «parpadeo» en la pantalla del radar tenga un rango, velocidad o rumbo incorrectos”.

La edición de marzo de 1957 de la revista ‘Aviation Research and Development’ (página 22) ya había revelado cómo la tecnología de suplantación de radar había mejorado y se utilizaba en el ámbito civil para la formación de operadores de radar.

Davidson citó:

«Se ha desarrollado un nuevo sistema de simulador de objetivos móviles de radar que genera una visualización de hasta 6 objetivos individuales en cualquier indicador de radar estándar … para entrenar a los operadores de radar … y para las pruebas en vuelo del personal de alerta temprana en el aire. Las posiciones, trayectorias y velocidades de los objetivos pueden simular trayectorias de vuelo realistas. Se generan fácilmente velocidades de hasta 10.000 nudos (18.520 km/h). Se puede hacer que el objetivo gire a la izquierda o a la derecha … Para cada objetivo allí tenemos un ajuste para proporcionar una presentación realista».

Leon Davidson creía firmemente que el famoso OVNI implantado sobre Washington en julio de 1952 era el resultado de las pruebas militares de esta tecnología y dijo:

«Desde 1951, la CIA ha provocado o patrocinado avistamientos de platillos para sus propios fines.
Mediante astuta manipulación psicológica, se han presentado una serie de eventos ‘normales’ para que parezcan una evidencia bastante convincente de ovnis extraterrestres … ( Incluyendo) el uso militar de ECM (contramedidas electrónicas) sobre una base clasificada desconocida para los observadores de radar que participaron (si, los operadores americanos de radar fueron engañados a propósito para probar estas ideas».

Como vemos, en el arte de la guerra el engaño es fundamental. Y los OVNIs han servido como excusa o herramienta para tomar ventaja de los enemigos, por décadas.

Hasta la próxima.


Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Anuncio