Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 70
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El trabajo por la desclasificación de documentos oficiales centrados en el fenómeno OVNI no se detiene en Argentina. Contra viento y marea, sus integrantes (actuales y pasados) se han encargado de rescatar (en ocasiones de lugares insólitos) verdaderas joyas. Ahora, la organización presenta en su sitio web lo que define como “una nueva etapa institucional” que apunta, básicamente, a profundizar el trabajo ya realizado.

A continuación, reproducimos el informe de CEFORA, textual:

LA DESCLASIFICACIÓN DE EXPEDIENTES OVNIS Y EL ACCESO A LA INFORMACION PUBLICA POR PARTE DE LA CIUDADANÍA.

Argentina, se ha convertido en uno de los países del mundo, que a partir de la sanción de la Ley 27275 de Acceso a la Información Pública, le brindan a la ciudadanía, la posibilidad de obtener la información que hasta el momento se encontraba clasificada, restringida o simplemente, no se entregaba al ciudadano, por la voluntad del funcionario de turno.

En tal sentido y atendiendo al nuevo esquema de funcionamiento de la institución CEFORA, hemos decidido, re definir los objetivos, a partir de tres puntos fundamentales:

  1. Finalizar la campaña de recolección de firmas, para dar lugar a su presentación con las autoridades competentes.
  2. Establecer convenios con diferentes organismos del Estado Nacional, Estados Provinciales, Municipales y distritales, incluyendo sus Fuerzas Armadas y de Seguridad.
  3. Realizar las solicitudes de la Desclasificación a través de la nueva herramienta jurídica de la Ley de Acceso a la Información Pública.
  4. Fortalecer el trabajo de las Regionales de CEFORA.
  5. Establecer nueva funcionalidad a la estructura de CEFORA, junto a la incorporación de nuevos miembros.

NUEVOS INTEGRANTES DE CEFORA

Como lo establece el punto 5, CEFORA incorpora nuevos miembros que vienen a contribuir con su experiencia, profesionalismo y compromiso, el objetivo de ahora no solo el Acceso a la Información, sino a la ampliación de los canales institucionales de tratamiento del tema.

En tal sentido les damos la bienvenida a los nuevos miembros, al desafío de incorporarse a la Historia del tratamiento del Fenómeno Ovni en la República Argentina.

Los nuevos integrantes son: Diego Escolar, Martín Fuentes, Raúl Diaz Morrone y Ariel Godoy (Mendoza). Jorge Alberto Pérez (San Juan), Jorge Rodolfo Freund (Neuquén), Daniel Orloff y Cesar Ricardo Ramos (Misiones). Desde Córdoba se suman: Jorge Luis Gorno, Damián Bernardiz, Norberto Medina, Gabriela Orqueida. En Buenos Aires: Daniel López, Juan Pablo Gómez, Carlos Vales, Fabián Escalada, Horacio Emilio Pistoni, Pablo Daniel Warmkraut.

LA HERRAMIENTA JURIDICA DE ACCESO A LA INFORMACION

Vale la pena mencionar el objeto de la ley: “garantizar el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública, promover la participación ciudadana y la transparencia de la gestión pública, y se funda en los siguientes principios:

Transparencia y máxima divulgación: toda la información en poder, custodia o bajo control del sujeto obligado debe ser accesible para todas las personas. El acceso a la información pública sólo puede ser limitado cuando concurra alguna de las excepciones previstas en esta ley, de acuerdo con las necesidades de la sociedad democrática y republicana, proporcionales al interés que las justifican.

Informalismo: las reglas de procedimiento para acceder a la información deben facilitar el ejercicio del derecho y su inobservancia no podrá constituir un obstáculo para ello. Los sujetos obligados no pueden fundar el rechazo de la solicitud de información en el incumplimiento de requisitos formales o de reglas de procedimiento.

Máximo acceso: la información debe publicarse de forma completa, con el mayor nivel de desagregación posible y por la mayor cantidad de medios disponibles.

Apertura: la información debe ser accesible en formatos electrónicos abiertos, que faciliten su procesamiento por medios automáticos que permitan su reutilización o su redistribución por parte de terceros.

Disociación: en aquel caso en el que parte de la información se encuadre dentro de las excepciones taxativamente establecidas por esta ley, la información no exceptuada debe ser publicada en una versión del documento que tache, oculte o disocie aquellas partes sujetas a la excepción.

No discriminación: se debe entregar información a todas las personas que lo soliciten, en condiciones de igualdad, excluyendo cualquier forma de discriminación y sin exigir expresión de causa o motivo para la solicitud.

Máxima premura: la información debe ser publicada con la máxima celeridad y en tiempos compatibles con la preservación de su valor.

Gratuidad: el acceso a la información debe ser gratuito, sin perjuicio de lo dispuesto en esta ley.

Control: el cumplimiento de las normas que regulan el derecho de acceso a la información será objeto de fiscalización permanente. Las resoluciones que denieguen solicitudes de acceso a la información, como el silencio del sujeto obligado requerido, la ambigüedad o la inexactitud de su repuesta, podrán ser recurridas ante el órgano competente.

Responsabilidad: el incumplimiento de las obligaciones que esta ley impone originará responsabilidades y dará lugar a las sanciones que correspondan.

Alcance limitado de las excepciones: los límites al derecho de acceso a la información pública deben ser excepcionales, establecidos previamente conforme a lo estipulado en esta ley, y formulados en términos claros y precisos, quedando la responsabilidad de demostrar la validez de cualquier restricción al acceso a la información a cargo del sujeto al que se le requiere la información.

In dubio pro petitor: la interpretación de las disposiciones de esta ley o de cualquier reglamentación del derecho de acceso a la información debe ser efectuada, en caso de duda, siempre en favor de la mayor vigencia y alcance del derecho a la información.

Facilitación: ninguna autoridad pública puede negarse a indicar si un documento obra, o no, en su poder o negar la divulgación de un documento de conformidad con las excepciones contenidas en la presente ley, salvo que el daño causado al interés protegido sea mayor al interés público de obtener la información.

Buena fe: para garantizar el efectivo ejercicio del acceso a la información, resulta esencial que los sujetos obligados actúen de buena fe, es decir, que interpreten la ley de manera tal que sirva para cumplir los fines perseguidos por el derecho de acceso, que aseguren la estricta aplicación del derecho, brinden los medios de asistencia necesarios a los solicitantes, promuevan la cultura de transparencia y actúen con diligencia, profesionalidad y lealtad institucional.

Las experiencias de la desclasificación en el mundo, claramente fueron posible a partir del uso de Leyes de esta características. Sin dudas, la FOIA (Freedom Of Information Act) de Estados Unidos sea la más conocida en obtención de documentos junto a la de Inglaterra.

En Argentina, la novedosa herramienta es muy utilizada por los medios periodísticos aún más que por los ciudadanos con intereses particulares de información, sin embargo, el concepto de transparencia va ganando adeptos y CEFORA, será una de las primeras organizaciones con intereses específicos que comenzará a utilizar este mecanismos de cara a los estamentos públicos.

FUENTE: http://www.cefora.com.ar/archivos/458

Comenta esta nota...

Deja un comentario