Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 101
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Aproximadamente a las 11:00 de la mañana del miércoles 6 de abril de 1966, una clase completa de estudiantes y un maestro de Westall High School estaban terminando la clase de deportes en la cancha principal cuando un objeto, descrito como una nave con forma de platillo gris, con un ligero tono púrpura y aproximadamente el doble del tamaño de un automóvil familiar, fue avistado.

Las descripciones de los testigos fueron variadas: Andrew Greenwood, un profesor de ciencias, le dijo a “The Dandenong Journal” que vio “un disco plateado-verde”. Según testigos, el objeto descendía y luego cruzaba y sobrevolaba la esquina suroeste de la escuela secundaria, yendo en dirección sudeste, antes de desaparecer de la vista cuando descendía detrás de un grupo de árboles y hacia un potrero en The Grange, justo enfrente de la Escuela Estatal Westall.

Después de un corto período de tiempo (aproximadamente 20 minutos), el objeto -con testigos que ahora suman más de 200- ascendió a gran velocidad y partió hacia el noroeste. A medida que el objeto ganaba altura, algunos relatos lo describen como perseguido por cinco aeronaves no identificadas que lo rodeaban.

Es interesante notar que los 5 aviones nunca han sido explicados.
La RAAF negó cualquier conocimiento del hecho o de que alguien haya lanzado interceptores.

Sin embargo, los militares no tardaron en aparecer e investigar el área y cuestionaron a muchos de los estudiantes y al personal. Más tarde, les pedirían que minimizaran el incidente. También la oficina de meteorología declaró que lanzaron un globo meteorológico el miércoles y que podría haber ido a la escuela, generando un falso avistamiento OVNI.

Shane Ryan, un profesor de inglés de la Universidad de Canberra en 2006 (durante el 40 aniversario del incidente), realizó una nueva investigación.

Alrededor de 30 de los testigos de ese día fueron entrevistados: 

“En el OVNI, todos parecen estar de acuerdo”, dice Ryan. “Era un objeto que volaba bajo, plateado / gris, ya sea de forma clásica de platillo volante o algo muy parecido: “una copa boca abajo sobre un platillo”. Los estudiantes estaban familiarizados con los aviones ligeros porque las escuelas estaban cerca del aeropuerto de Moorabbin“. Aunque el OVNI era de un tamaño similar, “todos dijeron de inmediato que sabían que no era un avión”, dijo el Sr. Ryan, ni un globo meteorológico.

El objeto estuvo a la vista durante 20 minutos, y muchos lo vieron descender. La mayoría está de acuerdo en que aterrizó detrás de un bosque de pinos en la Reserva Grange. Decenas de estudiantes corrieron a través de lo que entonces era un prado abierto a la reserva para investigar, pero el objeto se había levantado y desaparecido. 

Uno de los testigos más cercanos fue un niño cuya familia arrendó tierras en Grange Reserve para pasear caballos. Shaun Matthews estaba de vacaciones y pasando tiempo en estas tierras en el momento del suceso:

“Vi a la cosa cruzar el horizonte y caer detrás de los pinos”, le dijo a The Sunday Age esta semana. “No podría decirte lo que era. Ciertamente no era una avioneta ni nada por el estilo”.

“Vi esa cosa caer detrás de los pinos y después observé como se iba de nuevo. No podría decirte cuánto tiempo estuvo allí, fue hace tanto tiempo”.

Matthews, de 51 años, dijo que el objeto “subía y bajaba muy rápidamente”.

“Me acerqué y había un círculo en el claro. Parecía que había sido cocinado o hervido, no quemado. Así es como lo recuerdo”, dijo. “Un montón de chicos de primaria y secundaria de Westall se acercaron para ver qué había pasado: ‘mira esto, mira eso, nosotros también lo vimos’, ese tipo de cosas. Fue un buen tema de conversación para un par de dias.”

Matthews dijo que el objeto, del tamaño de “dos automóviles familiares”, pasó a una distancia de “cuatro campos de fútbol”. “Era plateado, pero tenía una especie de matiz púrpura, muy brillante, pero no lo suficientemente brillante como para no poder mirarlo”.

El testigo agregó que la policía y otros funcionarios entrevistaron a su madre. Pero no puede recordar que hayan incendiado el lugar de aterrizaje, como otros han alegado. Y no vio ningún avión ligero arrastrando el objeto, como otros dicen que lo hicieron.

“La forma en que esto se movió allí no es congruente con un globo meteorológico o una avioneta”, dijo. “¿Un helicóptero? De ninguna manera, sin ruido, no tenía esa forma y no se movía como un helicóptero”. 

Este es sin duda un caso inusual con múltiples testigos, participación militar y encubrimiento (no se han publicado informes) y algo de evidencia física, en las huellas encontradas en la reserva.

Comenta esta nota...

Deja un comentario