Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Hace 15 años que expertos a sueldo del gobierno federal de Estados Unidos aseguran que el derrumbe de las Torres Gemelas y del Edificio 7 del World Trade Center, el 11 de septiembre de 2001, fue provocado por los impactos de 2 aviones de pasajeros contra los dos primeros edificios mencionados.

Pero la prestigiosa European Physical Society no ve las cosas de esa manera. Esa asociación de los físicos europeos acaba de publicar en su revista, European Physics News, un artículo firmado por Steven Jones, Robert Korol, Anthony Szamboti y Ted Walter que denuncia que el derrumbe de esos tres edificios fue un caso de demolición controlada.

Conclusión del Informe: Cabe recordar que los incendios nunca han causado el colapso de un edificio de acero enmarcado antes o desde el 11 de septiembre. ¿Fuimos testigos de un evento sin precedentes tres veces el 11 de septiembre de 2001? Los informes del NIST, que intentaron apoyar esa conclusión improbable, no lograron persuadir a un creciente número de arquitectos, ingenieros y científicos. En cambio, la evidencia apunta abrumadoramente a la conclusión de que los tres edificios fueron destruidos por demolición controlada. Dadas las implicaciones de largo alcance, es moralmente imperativo que esta hipótesis sea objeto de una investigación verdaderamente científica e imparcial por las autoridades responsables.

torres2El informe tiene un apartado de “Evidencia sin explicar”: “La mecánica del colapso discutida anteriormente es sólo una fracción de la evidencia disponible que indica que el avión los impactos y los incendios resultantes no causaron el colapso de las torres Gemelas. Los videos muestran que la parte superior de cada torre se desintegró dentro de los primeros cuatro segundos de colapso. Después de ese punto, ningún video muestra la parte superior, secciones que supuestamente descendieron hasta el final antes de ser triturado. Vídeos y fotografías también muestran numerosas ráfagas de escombros de alta velocidad expulsados de fuentes puntuales (ver Fig. 5). NIST se refiere a estos como “bocanadas de humo”, pero falla en analizar adecuadamente los hechos. NIST tampoco proporciona explicación para la pulverización en el aire de la mayor parte del hormigón de las torres, la desmembración de sus estructuras de acero o la expulsión de esos materiales hasta 150 metros en todas las direcciones.
NIST evita la bien documentada presencia de metal fundido en todo el campo de desechos y afirma que el metal fundido naranja que se derrama del WTC 2, siete minutos antes de su colapso, era aluminio del avión combinado con materiales orgánicos. Sin embargo, los experimentos han demostrado que el aluminio fundido, incluso cuando se mezcla con materiales orgánicos, tiene una apariencia plateada, lo que sugiere que el metal fundido naranja emanaba de una reacción termita que habría sido utilizada para derrumbar las estructuras”.

DESCARGA EL INFORME COMPLETO: http://adf.ly/1fIUsl

Comenta esta nota...

Deja un comentario