Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como ocurre con el tema de la Ufología, y viendo luego de veintitantos años material relacionado a los misterios que encierra la humanidad ancestral, me inunda la sensación de que no hay nada nuevo bajo el sol. Es como continuar re fritando material sin aportar demasiado contenido.

Lo mismo me ocurre, cuando veo el material volcado en publicaciones, sobre todo las españolas, donde, podemos abrir números de 10 años atrás, y ciertas notas referidas a estos temas se vuelven a presentar casi de la misma manera, con algún dato más o menos y parecen nuevas.

Cuando trato de responderme a que se debe esto, siempre vuelve a mi mente el hecho, de que hay una gigantesca cantidad de recolectores de información, pero muy poca producción novedosa.

Obvio también continua esa vieja costumbre de endilgarle a la antropología el dejar de lados estos temas que nos llaman la atención o despiertan nuestra curiosidad, pero lo cierto es que muchas veces lo que ocurre es que no se asignan fondos para muchas investigaciones, ni siquiera para las que son relevantes sin entrar en los terrenos misteriosos.

Sin embargo las nuevas camadas de profesionales de estas áreas aceptan de buen grado este tipo de cuestiones, solo que si se manejan desde postulados  que escapan a la verosimilitud todo se torna más complicado, dado que el mundo academicista tiene sus propias reglas.

Claro que no son pocas las veces en que la misma ciencia se encarga de aportarnos datos que ayudan a acercarnos más a plantear buenas preguntas para echar luz sobre muchos de estos interrogantes. Sobre todo cuando hablamos del pasado de Sudamérica, donde año tras año acontecen descubrimientos maravillosos.

The Castle (El Castillo), also known as the Pyramid of Kukulcan at Chichen Itza, Chichen Itza, Mexico
Pirámide de Kukulcan en Chichen Itza, Mexico

En mi caso, que tengo la suerte de poder trabajar y relacionarme con antropólogos y arqueólogos, encuentro que cuando los postulados son argumentados de una manera correcta y verosímil, se abren nuevas vías de conocimiento para todos.

Durante muchos años defendí el postulado de que nuestros ancestros, no solo fueron mal interpretados y muchas veces ni siquiera comprendidos, sino que además tenemos que batallar con la idea de que muchas de las cosas maravillosas que hicieron o descubrieron, no les pertenecen, eran “incapaces de”.

Así la idea de los alienígenas ancestrales, que en realidad se trata de otra cosa, la de vernos incapaces, la de aceptar tiernamente la idea de que lo maravilloso o misterioso simplemente proviene desde fuera.

El HOMBRE lo HUMANO sencillamente es INCAPÁZ.

Es a mí entender una idea simplista.

Es mucho más interesante pensar y trabajar en tratar de entender como pudo esto haber sido y les puedo asegurar que lo que descubrimos es muchísimo más interesante, sin necesidad de endilgarle nuestros aciertos a los Dioses o a seres de dudosa procedencia extra planetaria, temporal o dimensional.

Sociológicamente también podemos estudiar cómo es que estas ideas van tomando forma y se extienden con el paso del tiempo.

Y hay explicaciones concretas.

Cuando escucho entrevistas, como las del pasado viernes con Paco González, me queda un cierto sabor a poco, a más de lo mismo. Terminan siendo más interesantes las preguntas del entrevistador que las respuestas del entrevistado.

Lo mismo me pasa con la revista de la cuál es redactor. Ni hablar de las series televisivas como ancient aliens!!!! Donde la primera media hora es un interesante documental, para luego caer estrepitosamente en la segunda media hora  en picada a cualquierilandia!!!

Pirámides egipcias.
Pirámides egipcias.

No me ocurrió lo mismo tras leer el material de Debora Goldstern respecto a la cueva de los Tayos, como para tomar un ejemplo, además de entretenido y bien escrito a mi gusto, se ve claramente el trabajo metódico de investigación, de elaboración de los datos conseguidos, y tengamos en cuenta que en su particular caso, no estuvo ni siquiera cerca de las cuevas.

Con ello se puede argumentar, que no se trata del tema, sino de cómo se lo aborda. Desde donde, con que herramientas, y sobre todo…con el sentido común como brújula completamente necesaria.

Como parte de ese mundo Originario, y habiendo pasado mis últimos 18 años completamente inmerso en ese mundo, muchas cosas que se dicen, seguramente sin mala intención a veces, son casi un insulto.

Ya nos pasó por ejemplo con la llegada del Quechua a nuestras tierras, todo lo Inka es mejor, los que estuvieron antes eran “incapaces de”, luego con los europeos, y así continuamos hasta nuestros días, con diferentes encuadres culturales o políticos, pero desprestigiando un pasado que de verlo con otros ojos es maravilloso.

Estamos plagados de explicacionismo, necesitamos explicar a cualquier costa o precio y si se  vende aunque liviano mejor, muchas de estas cuestiones solo se transformaron en intereses de mercadotecnia.

Tal cosa es imposible…¿o tal otra inexplicable?

Cabe sencillamente preguntarse ¿cómo es posible que las termitas construyan el mismo termitero en cualquier continente en cualquier tiempo, como es eso posible?

pasado 4

Pero nadie sale a hacer esas preguntas ante un público ávido de respuestas simplistas.

¿Acaso los humanos les enseñamos, vinieron termitas interdimencionales a enseñarles, o fueron termitas de otro planeta de termitas más avanzadas las que lo hicieron? ¿Plantaron estas termitas cósmicas genes nuevos en las terráqueas y así es como los dioses termita enseñaron el secreto de la construcción? ¿Sabían ustedes que los termiteros tienen orientaciones específicas y a veces hasta astronómicas? ¿Que sus intrincados laberintos siguen la serie matemática de Fibonacci?

Pero todo esto, obviamente no puede ser producto de las termitas, no al menos las terrestres.

Es más, cabe otra sencilla pregunta, ¿algún conocido de ustedes se tomó el tiempo para entablar contacto con las termitas?

No… verdad… me lo sospechaba.

Comenta esta nota...

2 Comentarios

  1. Bien. el debate del alfabeto cuántico todavía no se entiende, como tampoco como se crean las letras y oraciones ,párrafos de esos códigos, solo vemos el acabado final e inversamente tanteamos y aplicamos el descarte de reacciones y resultados, que es tanto planteado como cuestionado en resultados al aplicar el método científico.
    Algo que ocurre con el tema de misterios es el mismo descredito que surge de aficionados y no lo dogo por cada uno de nosotros, lo digo también por personas que son titulados en ciencias, que se han de quedar cortos en evidencias, y aun así como le paso a Steven Greer
    Al ser contradicho por Edgar Mitchel sobre ciertas opiniones que Greeer había dicho, o como le ha ocurrido a Mausan en muchas ocasiones.
    Lo que si no deja duda es la experiencia que uno vive , y fue para mi algo asombroso por allá en 1977. Año en que tuve un encuentro del 2 tipo según la clasificación de Josef Allen Hynek.
    Lo que corre a través de nuestras vidas es el surgimiento de una pasión por lo desconocido, pero debemos razonar sin emoción para tratar de entenderlo y experimentar hasta que nuestros recursos, herramientas y hasta dimensiones nos lo permitan.
    Pero nada apagara esa llama, esa efervescencia, ese fuego interno por descubrir aquello que nos maravilla.
    Gracias por este análisis Juan Acevedo Peinado.

  2. Realmente estoy mas que de acuerdo con su opinión ya que me inclino mucho por el tema de el comportamiento animal tan inteligente sea termita u hornero y tantos otros con un orden sistematizado alrededor del mundo con patrones de conducta aún en especies distintas. Si bien no descarto las visitas de seres mágicos de otros mundos en la antigüedad ( mundos dentro del nuestro casi invisibles) que pudieron dejar sus enseñanzas tanto de astronomía y arquitectura siendo el hombre primitivo el ejecutor de esas instrucciones y no los dioses visitantes. Es muy sugerente por estas cosas que el Cristo barbado del Nuevo testamento ( q para muchos es un invento) fue retratado en antiguas pinturas mayas y precolombinas con una idea de visitante estelar…
    Realmente el hombre desde q los continentes eran uno recibió una nube de información que se fue transformando de rueda de madera hasta la base espacial de estos dias. Saludos .;)

Deja un comentario