El Mothman está vivo y parece que se ha afincado en Chicago. Invitamos al periodista madrileño Javier Resines, especialista en criptozoología, para que narre las últimas historias (algunas de 2020) acerca de la mítica criatura popularizada por John Keel.

El mothman, en español hombre-polilla, también denominado en otros contextos hombre-búho,​ es un supuesto ente humanoide de enorme estatura y aspecto parecido al de una gigantesca polilla o búho. Sus apariciones coinciden supuestamente con observaciones de ovnis o con la presencia de otras criaturas, incluyendo los hombres de negro. También se le ha relacionado con la inminencia de grandes catástrofes, siendo a veces definido como un «heraldo de desgracias y muerte».

Supuesta fotografía del Mothman

Sus imposibles características anatómicas y supuestos fenómenos paranormales que acompañan la aparición del ser hacen que se le relacione con determinados estados alterados de conciencia por parte de los testigos o que se intente encuadrar sus apariciones en el contexto de los arquetipos junguianos.

Esta misteriosa criatura reapareció en Chicago, Estados Unidos, según informó el Daily Express en una publicación con fecha 2 de mayo de 2017.

Supuesta fotografía del Mothman

Tres testigos, de manera independiente y en distintos lugares, vieron a este misterioso ser en un período de cuatro horas. Los testigos afirmaron que el ser era similar a un inmenso búho de tres metros con ojos brillantes. Algunos testigos, también informaron que en poco tiempo pudieron ver un ovni de color verde en los cielos.

En enero de 2018 se reportó que continuaban produciéndose avistamientos en Chicago, contabilizándose un total de 55 encuentros en dicha ciudad en 2017.

En definitiva, el Mothman está vivo y sea real, o no, está dando mucho de qué hablar.