La Señal 156 | OVNIS CAÍDOS EN ARGENTINA + CONSPIRACIONES 2020 con Carlos Iurchuk y Marcelo Metayer

99
La Señal programa 156
La Señal programa 156
Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  

En esta emisión de La Señal hablamos sobre OVNIS CAÍDOS EN ARGENTINA con nuestro amigo Carlos Alberto Iurchuk: «Lo primero que ve la gente es una gran columna de humo que venía del lado de los cerros, posteriormente se pudo establecer que esa columna estaba a unos 50km de distancia», dice Carlos en las primeras impresiones sobre el famoso OVNI caído en Salta el 17 de agosto de 1995. Al respecto, Iurchuk ha escrito una nota que se puede encontrar en el sitio de Vision OVNI y que dice lo siguiente:

«El 17 de agosto de 1995 ocurrio un incidente que tuvo alguna trascendencia periodistica en su momento, pero que luego cayo rapidamente en el olvido. Se trato de la caida de un objeto en el sur de la provincia de Salta, Argentina.
Antonio Galvagno vivia con su esposa en la localidad salteña de Joaquin V. Gonzalez, departamento de Anta. Su poblacion ronda los 20.000 habitantes y su principal actividad es el agro, la ganaderia y la extraccion de carbon. Aquel 17 de agosto, un dia diafano, ambos se encontraban almorzando cuando a las 13:47 se escuchan en todo el pueblo «dos tremendas explosiones. A los poquitos segundos de la explosion se empieza a mover el piso, se mueven los techos, las lamparas».
La gente sale enseguida a la calle creyendo que estaban ante la presencia de un terremoto. Al hacerlo, notan la presencia de una «tremenda franja de humo que habia en el cielo». Los primeros comentarios sugieren la caida de un meteorito o de un avion.
Galvagno es piloto civil y se dedica a la fumigacion. Por aquel entonces tenia un avion ultraliviano biplaza que utilizaba para tal fin. En el momento del incidente el avion se encontraba en la pista, «asi que inmediatamente lo lleno de nafta y me voy en direccion de la larga columna de humo que veiamos».
Segun nos contaba, el lugar de la caida es la Serrania Colorada y tiene mas de 1.000.000 de hectareas. O sea que es una zona muy amplia dificil de recorrerla en su totalidad.
Al hacer su primer contacto con la columna de humo la describe como «parecida a una nube de hollin, con particulas metalizadas».
«Ese dia la busqueda se desarrolla sin novedad. Vuelo como 3 horas hasta que se me acaba la nafta. No encuentro nada». En la zona del impacto habia viento lo que hizo que rapidamente la columna de humo se disipara impidiendo ubicar el lugar exacto de la caida.
Los siguientes 15 dias tambien los dedico a la busqueda sin resultados positivos.

Anuncio

A 7 kilometros de Joaquin V. Gonzalez habia una finca en la cual habia gente tomando sol. Cuando ven el fenomeno, despues de algunos segundos porque quedan impactados por lo que ven, van corriendo, sacan una camara de foto y le tiran la foto: «Cuando salgo de mi casa veo la columna de humo, pero hay gente que estaba afuera, como esta gente que tomaba sol. ¿Que es lo que vieron ellos?», se preguntaba Galvagno. Asi, ese mismo dia despues de su frustrada busqueda, empezo a recolectar los primeros testimonios de personas que fueron testigos del incidente.
La gente que toma la foto anterior «lo que ven es una explosion, un fogonazo inmenso. A partir de ahi dicen que ven una bola roja que empieza a caer con movimientos oscilantes. Y esa bola roja dicen que desaparece detras de los arboles». Segun Galvagno, esta «bola roja» no se desintegro en el aire sino que cayo entera. «Cuando hace impacto en el piso es cuando nosotros sentimos el movimiento telurico».
Al recorrer los pueblos mas cercanos al hecho, los testimonios empezaron a aclarar el panorama. «Con testigos presenciales yo habre hablado con mas de 100. Testigos presenciales me refiero a antes de sucedida la explosion». Habia mucha gente realizando tareas rurales al aire libre que vieron todo lo ocurrido.
«Todos los testimonios coinciden que desde el sur de Bolivia aparece una especie de plato metalizado, pero que ya venia mal, zigzagueando». Los testigos le dan un tamaño aproximado de 200 a 300 metros de diametro. «Pasa muy bajo por el pueblo de Tunal y Galpon. En un momento de ese vuelo muy lento que venia haciendo se le acercan de atras unas cosas a muy rapida velocidad, metalizadas, que largan un humito de la parte trasera. Cuando esos dos objetos lo alcanzan se producen las famosas explosiones».

Leer:  Lobos, Control de Masas y Cambridge Analytica | Factor Hildebrandt
MIRA AQUÍ EL PROGRAMA COMPLETO

Con Marcelo Metayer hablamos del WUGATE y su crónica, escrita para la agencia Diarios Bonaerenses (DIB), en la que se mete de lleno en el tema de las conspiraciones alrededor del COVID-19. Dice lo siguiente:

“El 19 de octubre de 2019, el Dr. Zhengli Shi tomó un autobús desde el Instituto de Tecnología de Wuhan hasta el laboratorio P4, aproximadamente 16 millas. Se detuvo una vez a la mitad de su viaje, abrió su maleta y colocó un bloque de hielo seco contaminado cerca de una salida de aire en el mercado de pescado en cuestión. Este mercado en particular fue elegido porque se encuentra en el mismo edificio que el centro de la red ferroviaria de alta velocidad más grande del mundo, y porque no estaba fuera de su ruta regular de viaje. El evento fue capturado en CCTV”.

El párrafo anterior podía ser el comienzo de una novela de suspenso que imagine cómo habría comenzado la diseminación del coronavirus. Pero se trata de un supuesto correo electrónico filtrado luego de que un grupo anónimo de hackers pusiera en línea unas 25.000 direcciones y contraseñas de email de personal de la OMS, la Fundación Gates y otros grupos que trabajan para combatir la pandemia de Covid-19. La filtración, que ya se ha comenzado a llamar “WuGate”, mezcla de Wuhan y Watergate, tuvo una gran repercusión en Twitter, donde “Bill Gates” permanece como tendencia desde la noche del 21 de abril. Ahí aparece el mensaje antes mencionado, y muchos más del mismo estilo.

Según The Washington Post, “las listas de correos electrónicos y contraseñas, cuyo origen no está claro, parecen haber sido publicadas primero en 4chan, un tablón de mensajes conocido por sus comentarios políticos odiosos y extremistas, y más tarde en Pastebin, un sitio de almacenamiento de texto, en Twitter y en los canales de extrema derecha de Telegram, una aplicación de mensajería. ‘Los neonazis y los supremacistas blancos sacaron provecho de las listas y las publicaron de forma agresiva en todos sus sitios’, dijo Rita Katz, directora ejecutiva de SITE, un grupo de inteligencia que vigila el extremismo en línea”. “Usando esos datos -continúa Katz- los extremistas de extrema derecha estaban llamando a una campaña de acoso mientras compartían teorías de conspiración sobre la pandemia del coronavirus”

Leer:  Lobos, Control de Masas y Cambridge Analytica | Factor Hildebrandt

OVNIS CAÍDOS EN ARGENTINA es un programa que debes ver completo. Como siempre, deja tus comentarios, suscríbete al canal y dejanos un buen like.


Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •