Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Siempre que hablamos con José Antonio Caravaca se da esto de que salen datos impensados. Un poco por mi manía de preguntar por cuestiones un poco descolgadas, pero por sobre todo gracias al profundo conocimiento del investigador español sobre el tema OVNI. Sucede que, en la ultima comunicación y rascando un poco en la percepción de los testigos OVNI se me ocurrió preguntarle cuánto de incidencia podrían tener los programas con psicofármacos de la CIA. La respuesta fue sorprendente.

Le pregunté por la Teoría de la Distorsión y por la posibilidad de que una parte de los relatos analizados tuviera que ver con experimentos de la central de inteligencia americana. Es sabido que durante los años de la Guerra Fría fueron muy propensos a analizar todas y cada una de las posibles armas de espionaje y defensa, incluso las más extrañas. En ese marco se realizaron experimentos con LSD diluído en agua potable de poblaciones civiles, se administraron drogas a niños de escuelas de discapacitados y se experimentó con enfermos mentales con una desidia pocas veces vista. Incluso se llegó a fundar una serie de falsos prostíbulos donde las trabajadoras llevaban a sus clientes para administrarles drogas experimentales (sin su concentimiento), efectos que eran analizados tras espejos en “habitaciones falsas” dentro de los mismos complejos.

Se me ocurre que, quizás y como dije, una parte de estos encuentros extraños fuera resultado de algunos de estos experimentos y Jose Antonio Caravaca no dudó en responder: “Por supuesto, el gran enigma del fenómeno OVNI, lo que ha llevado a tantos años de elucubraciones e infinitas teorías es que se ve lo que estas narrando. Que dentro del saco se estén introduciendo distitnos elementos que, aunque en conexión, no tienen el mismo orígen y que por lo tanto, en un análisis pueden llevar a verdaderos quebraderos de cabeza”.

Leer:  Científicos advierten del peligro de los 'hackers' extraterrestres | Video

Dolores de cabeza, si, que dejan a los investigadores sin respuestas cuando al pasar los límites de la realidad se encuentran con incluso más puertas, de esas impensadas: “Todas las facetas del fenómeno OVNI han sido utilizadas y aprovechadas por los Servicios Secretos, Gobiernos y Ejércitos del mundo para llevar a cabo todo tipo de experimentos”. Incluso, como veremos a continuación, con la posibilidad de que estas prácticas sean el puntapié inicial de algunas verdaderas leyendas.

EL CASO VILAS-BOAS Y LA CIA

“Un buen amigo, ufólogo norteamericano, Rich Reynolds, me comentaba que el habló con un agente de la CIA que le dijo que entre las décadas de los 50’s y 60’s había un grupo de la CIA en algunas zonas de Sudamérica, organizando y montando una serie de experiencias ficticias de secuestros alienígenas con diferentes drogas y elementos psicodélicos para inculcar en determinados sectores de la población la creencia de la visita alienígena. Uno de estos casos te sonará conocido puesto que este confidente le comentó a Reynolds que uno de estos incidentes creados por el grupo de la CIA era precisamente el de Antonio Vilas-Boas”.

El caso de Antonio Vilas-Boas es famoso por tratarse de una de las primeras “abducciones” en américa del sur, más precisamente el 16 de octubre de 1957. El granjero brasileño narró que (en resumidas cuentas) esa noche apareció una luz roja en el cielo, se acercó a él y pronto se dio cuenta de que era una nave espacial. Según Vilas-Boas, se acercó más con su tractor; pero éste dejó de andar así que siguió caminando hasta que fue raptado por un humanoide de cinco pies de altura el cual lo introdujo en la nave. Vilas-Boas describió a estos seres como parecidos a los humanos, más pequeños y con los ojos azules. Narró que lo encerraron en una habitación y le echaron una especie de gas, y poco después apareció una atractiva mujer de esa raza con la que mantuvo relaciones sexuales en la habitación. Al salir de esa habitación, Vilas-Boas cuenta que siguió en la nave algún tiempo más viajando sin rumbo con los seres extraterrestres.

Leer:  EL MOTHMAN: La Verdadera Historia | ONDA CORTA

“Decían que tenían helicóptero equipado con luces en su interior para hacerle creer al testigo que estaba viviendo una experiencia de secuestro, aparte de que lo mantenían drogado. Y ahí no solamente entraba el planteamiento de crear una creencia sino experimentar hasta que punto las personas podían ser sometidas mediante la utilización de psicofármacos. Esto también fue parte de un proyecto de “creación” de una serie de sujetos manejables a nivel psicológico”.

La entrevista y las revelaciones siguieron en la charla, por lo que te recomiendo que escuches el audio debajo con José Antonio Caravaca:

Comenta esta nota...

Deja un comentario