Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fernando Maidana, artista plástico vernáculo que se inspira en el esoterismo, presentó el jueves pasado su obra “Moloch”. Una obra fuerte, interesante y original por donde se la mire. Pasen y vean…

Una linda galería en Palermo, sandwich de miga vegetarianos y charla interesante para presentar una versión argentina del Dios Moloch, quien prefería que se le ofrenden niños en los rituales. Si, suena oscuro, pero es parte del pasado del hombre, de los dioses “de la sangre” que tanto aparecen incluso en el Viejo Testamento. De alguna manera, se nota que Maidana le ha puesto algo de su sangre a la obra. Interpretación libre, oscura y fuerte, el Moloch de Fernando destaca como una figura entre maldita y bendita, entre paisajes y garzas de colores alegres y comunes.

Mientras mira su trabajo con sonrisa de niño, le pregunto por la inspiración. No duda en citar el esoterismo como fuente principal, como gatillo detonador de aquello que lo moviliza para expresar lo que carga bajo ese silencio humilde respecto a lo que hace. ¡Y vamos que es bueno lo que hace!

En mi caso personal, habiendo visto buena parte de su obra, puedo decir que Fernando Maidana es uno de esos artistas que aparecen muy de vez en cuando, que destacan por el talento más que por la estridencia, que hacen de su arte la carta de presentación a un mundo que merece ser visto y experimentado. Por eso te recomiendo, mira el video y descubre un poco de lo que merece ser atendido, mucho más que el clima, el football o la modelo siliconada de moda.

Leer:  El sistema está muerto y todavía no se enteró: un debate profundo

Comenta esta nota...

Deja un comentario