Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No fue sencillo. La comunicación (originalmente concertada para el viernes por la noche) se retrasó hasta el lunes debido a problemas en la conexión de internet de la residencia de Jaime Maussan. Muchos se preguntaron si estaría dilatando la entrevista pero, nobleza obliga, debo decir que en el interín llegó a facilitarme su número de móvil para que me sea más sencillo contactarlo. Al final, el encuentro en vivo por Hangout en el canal de La Señal se realizó el lunes a las 21 de Argentina y pudimos hablar de la cámara oculta y el caso de Jonathan Reed.

Maussan dijo encontrar “divertida” la cámara oculta en la que se ve a Daniel Muñoz y a Pedro Ramirez (ex jefe de prensa de su equipo y ex colaborador respectivamente) en la que se lo acusa de pagar cincuenta mil dólares a Jonathan Reed, sabiendo que el caso era totalmente falso.

“Son afirmaciones ridículas, ni le pagué cincuenta mil dólares a Reed ni sesenta mil pesos al señor Muñoz. Si realicé algunas conferencias con el señor Reed pero la suma que recibió fue infinitamente menor, un porcentaje”. Maussan de hecho adjudica el hecho de la realización de las conferencias al círculo cercano de Reed que, supuestamente, le habría pedido que colabore debido a las “dificultades económicas” del testigo principal del caso. “De todos modos el pago no habrá pasado de los 10.000 dólares”, reconoció Maussan.

IDAS Y VUELTAS CON REED

Una postura extraña, por ser suave. Maussan reconoce que Jonathan Reed es un estafador conocido y que siquiera es ese su verdadero nombre (en realidad es John Bradley Rutter). Medio se pregunta las motivaciones de Reed para perpetrar un fraude tan elaborado aunque, al mismo tiempo, dice seguir “convencido” de que los videos presentados por este hombre son reales. No así el brazalete o el resto de la historia que le ayudó a difundir por América Latina en varias conferencias.

Leer:  NASA responde, pero no como lo esperabas (la viveza no solo es argentina)

Fernando Silva Hildebrandt

“Yo no vivía en Washington ni tenía la posibilidad de investigar más profundamente, recién arrancaba la internet”, se escuda cuando lo increpo por la credibilidad del caso en general, considerando el prontuario de su promotor. “Considero que el caso es real pero también considero que lo que dices es cierto. Le dije a Reed que él me había advertido que me atacarían por presentar el caso, pero que no sabía que me atacarían por las mentiras de su parte. La verdad es que terminé mi relación con él, no tengo nada que ver en lo que haya hecho pero estoy dispuesto a mantener mi investigación”.

Maussan también reconoce que es posible que el extraterrestre sea un simple muñeco plástico: “Que es posible… es posible”, responde “Pero lo veo complicado, no creo que haya tenido ese tipo de inventiva. Sin embargo ahí está el video. A todo le puedes encontrar detalles sobre todo sabiendo que este señor (Jonathan Reed) da mucho que desear”.

El periodista mexicano destaca una y otra vez los supuestos efectos de la “radiación” del artefacto filmado por Reed en la cinta de video como uno de los puntos que lo hace pensar que parte del caso fue real. Por otro lado, reconoce que jamás vio en funcionamiento el brazalete y dice no recordar bien cómo es que el supuesto artefacto extraterrestre fue retirado de la emisora de TV en el año 2001.

Al mismo tiempo que sucedía el Hangout, el mismo Jonathan Reed (John Bradley Rutter) dejó un comentario en Facebook para la investigadora Ana Luisa Cid, apoyando las investigaciones de Maussan. Más tarde le escribiría por privado y Cid resume: “Para finalizar con el tema de ayer, y pasar a otros asuntos más agradables, les comento que anoche me escribió el Dr. Jonathan Reed, por inbox. En resumen, el doctor asevera que su caso es real y que confía en las investigaciones de Jaime Maussan. Está dispuesto a hablar con otras personas, siempre y cuando se haga con respeto”. 

Leer:  LA DELIRANTE IGLESIA DE LOS SUBGENIOS [video]

Como vemos, la novela está lejos de terminar, al menos si se sigue prestando atención a un individuo que siquiera utiliza su nombre real.

BONUS: ANTHONY BRAGALIA RECOMPENSADO

tonyComo extra de la entrevista consulté a Maussan por un fuerte rumor que venia recorriendo el mundillo OVNI desde hace meses… y lo confirmó. La famosa recompensa de Be Witness por quien encontrase otra fotografía de la momia fue pagada a Anthony Bragalia, el ufólogo americano, en vez de a Jorge Peredo, quien encontró la coincidencia en un álbum de fotos de Picassa, a escasos días de la presentación mundial del 5 de mayo de 2015.

El investigador español José Antonio Caravaca opina: “El controvertido affaire de la “momia de Roswell” aún aporta noticias, al año exacto de su presentación pública en México. Y es que, el periodista Jaime Maussan es una autentica caja de sorpresas. Ayer, en el programa de Fernando Silva Hildebrandt, La SEÑAL, (16/05/2016) respondió a una pregunta que me rondaba por la cabeza desde hacía varios meses a tenor de unas informaciones que había recibido de forma confidencial. Al parecer, Maussan había pagado la famosa recompensa que prometió tras la presentación del presunto extraterrestre de Roswell, en el evento “Be Witness”, a la persona que pudiera aportar otra imagen del mismo ser… $ 5.000 dólares $… Confiado que esto no iba a pasar, pero pasó, para su desgracia… Y el dinero fue a parar a las manos del ufólogo Anthony Bragalia que encontró la información sobre la momia de Mesa Verde. Pero lo más increíble de la historia es que, Maussan no le pagó porque hubiera solucionado el caso.  Maussan afirmó, sin despeinarse, que lo hizo porque la fotografía encontrada por Bragalia confirma que su diapositiva no se corresponde a la momia que Palmer encontró en el Castillo de Montezuma (Nuevo México) en 1896. Cinismo y desvergüenza a partes iguales. Además indicó que Bragalia, pudoroso como pocos, no quería que esto fuese de conocimiento público”.


 

Este y muchos otros detalles para el debate en el video completo debajo:

Comenta esta nota...

Deja un comentario