Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La semana pasada el matutino La Nación dejó en claro que la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) pretende recuperar la capacidad de realizar escuchas telefónicas “para combatir el narccotráfico y los secuestros extorsivos”.

“No hay inteligencia sin escuchas.” La frase, que pertenece a una de las personas que más conocen el submundo de los espías, expresa un mensaje que emana desde la dirección de inteligencia nacional. Y sirve para mostrar cuánto afectó en el trabajo de la ex SIDE la decisión de quitarle el control de la División de Observaciones Judiciales (a cargo de las intervenciones telefónicas), conocida en el pasado como Ojota, hoy en la órbita de la Corte Suprema”.

Así presenta La Nación a los titulares de la AFI
Así presenta La Nación a los titulares de la AFI

Así resume el diario argentino la médula del pedido y, seamos justos, si las escuchas sirven para detener el narcotráficos, bloquear secuestros o acabar con la trata de mujeres bienvenidas sean. Siempre y cuando se haga dentro del marco de la legalidad, con jueces, pruebas y autorizaciones y luego se publiquen los resultados en medios públicos, para que los ciudadanos sepamos qué se hace, cuándo y porqué.

Claro que, en la otra mano, parece que todos los fondos de la misma AFI van a ser (o ya son) secretos. Esto es para prestar atención porque, como dijera Daniel Domscheit-Berg (co-fundador de Wikileaks) “Cuando se combina poder con secretismo siempre termina por derivar en corrupción”.

En Argentina tenemos una triste seguidilla de historias relacionadas a los servicios secretos, la corrupción y los secuestros extorsivos. Ni hablar de la asociación demostrada por cables de Wikileaks con la CIA, en detrimento de los intereses patrióticos. Nadie puede decir que entremos en otra etapa oscura respecto pero se hace necesario pedir a través de nuestros representantes que se mantenga la claridad respecto a las acciones de la AFI.

snowden
Eduard Snowden al momento de denunciar las actividades de la NSA en su “escondite” en Hong Kong.

Un poco de esto hablaremos esta noche en INFINITO INTERIOR, agregando la ya conocida (pero no muy bien comprendida) problemática del control de los datos digitales por parte de programas como Echelon o Prism, este último denunciado por Eduard Snowden, lo que le ha valido vivir en la clandestinidad desde junio de 2013.

ESCUCHA ahora el programa en IVOOX sobre el tema de esta nota:

 

 

Comenta esta nota...

2 Comentarios

  1. Siempre leo la página, me parece muy interesante y también muy linda a la vista, realmente sale de la mediocridad de lo que es hoy internet.
    Si me permite, Fernando, quisiera contar una anécdota que tiene que ver con el tema que trata en esta nota.
    Yo me radiqué en San Julián, Provincia de Santa Cruz a mediados del año 2002 en un invierno insoportablemente helado, deje mi profesión para formar una familia y aunque este es un pueblito solamente si una se busca actividades sanas siempre las encuentra.
    Comencé a escribir, a dedicarme al hogar, a realizar cursos y todo lo que pudiera moverme las neuronas porque acá si una se queda sin hacer nada después de cumplir las tareas diarias, o se enferma de la cabeza o físicamente.
    Así me fui relacionando con personas de empresas, universidades, ongs, y bueno, personas que acá siendo pocos habitantes nos terminamos casi conociendo todos.
    En el año 2009, acuérdese de esta fecha por favor, vino a San Julián un hombre de Río Gallegos (Javier Sofía de nombre) a dar dos jornadas de conferencias sobre desarrollos en computación para empresas.
    No pude estar en todas las charlas, algunas de las cuales eran por invitación y otras se superponían con mis obligaciones en mi hogar, pero me las arreglé para asistir al cierre.
    Allí presentó, según dijo, la única computadora cuántica en operación en Latinoamérica, capaz de ingresar a cualquier sistema existente en forma instantánea y de procesar flujos enormes de datos a velocidades asombrosas, afirmó.
    Para probarlo pidió que saquemos nuestros celulares, con una broma por aquello que en las conferencias se pide que se mantengan apagados los mismos, hizo que eligiéramos a alguien de entre la audiencia y a esta persona la hizo elegir a alguien de entre todos quienes teníamos los celulares encendidos, y le pidió a estar persona que disque un número de sus contactos.
    Para sorpresa de todos la llamada sonó en la computadora portátil que tenía él sobre es escritorio de disertante, le dio así el número discado, el nombre del contacto, y hasta la ciudad a la que pertenecía, todo esto en apenas 15 segundos.
    Explicó luego que esa máquina era experimental y diseñada para procesamiento cuántico de las variables ambientales del océano y la contaminación planetaria, y buscar soluciones sobre ello.
    Dijo, además que para los próximos 3 años (2012) se esperaba contar con una administración virtual del sistema, algo así como una inteligencia artificial que fuera autónoma, y para 3 años más (2015) esperaban iniciar entre otros un programa que permitiera comenzar a entender cómo se comunican los seres vivos en el planeta.
    Así, la tecnología existe, aquí en San Julián la vimos funcionar; alguien preguntó del auditorio “¿esto podría ser usado para el espionaje y si ello sería violatorio de los derechos individuales?”.
    Entonces explicó algo muy interesante que en todos estos años nunca lo escuché en medio alguno, dijo que en el diseño de la inteligencia artificial se estaba previendo incluir una 4º y 5º leyes de la robótica que protegían al ser humano contra sí mismo y el planeta en el mal uso de la tecnología, ya no que tuviera que ver con lo tecnológico, sino que incluyera lo físico, lo psicológico y lo moral en su propio comportamiento como especie y frente a otras especies.
    La tecnología al servicio de la moral, de los derechos que todos tenemos como seres humanos, el derecho a la privacidad y el derecho a la intimidad, ¿no es algo así espléndido?.
    Explicó también que todo lo que escribimos, hablamos, enviamos y recibimos, incluso los datos de los programas que elegimos en una señal de cable, uso de tarjetas y hasta los datos que se cargan en la computadora de nuestros autos se pueden capturar, organizar y servir para hacer un perfil de nuestra vida diaria, y que en Argentina casi no existen leyes que regulen el movimiento de estos datos entre las empresas y entre los organismos del gobierno.
    Dijo que las fibras ópticas operan como los cables de cobre de los telégrafos y pueden ser fácilmente intervenidas, lo mismo con las señales WiFi y los módems; agregó allá por 2009 (hace 11 años) que era un hecho que el día que se instale una base lunar permanente las comunicaciones se realizarían por laser y me estaba acordando de esto en estas semanas pasadas cuando se conoció que la Estación Espacial baja y sube datos a la Tierra justamente a través de un laser.
    Mi conclusión es que quienes vivimos en la calle, los que caminamos descalzos del conocimiento, ni nos imaginamos la tecnología que usan las empresas, gobiernos y grupos de poder para espiarnos, no solo no entendemos como funciona, sino qué además ellos mismos no saben si están siendo espiados por otros… tal vez de otra especie inteligente.
    Gracias Fernando, sigan así!.

    • Muchas gracias Ema por tomarte el tiempo para comentar y compartir reflexiones tan interesantes. Sin dudas es crucial comprender cómo es que las nuevas tecnologías moldean la realidad hacia algo nuevo, que no tiene que ser necesariamente “malo”. Es un tema para debatir en profundo pero me alegro que consideres las posibilidades, eso es clave a la hora de elegir, que es en definitiva lo mejor que podemos hacer.

Deja un comentario