Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La cápsula de la nave espacial Orión está siendo testeada con la idea (aunque parece todavía remota) de llevar humanos a Marte. El nuevo paso será ver los efectos del reingreso en maniquíes idénticos a los que utiliza la industria automovilística para sus pruebas de choques. Si bien la cápsula no está terminada, la idea es ir desarrollando los sistemas de seguridad necesarios.

No queda claro cuándo es que la NASA piensa poner OFICIALMENTE un hombre en Marte, aunque dicen que sería para el año 2030. Lo que sí está claro es que llevan el proyecto con mucha tranquilidad y que sus competidores pueden sacarles ventaja en cualquier momento. Mientras China anuncia presencia en el planeta rojo para 2021 y la ESA (Agencia Espacial Europea) se asocia con Rusia para las próximas misiones, en los Estados Unidos siquiera tienen terminada la primera nave Orión y van, de a poco, analizando las cuestiones de seguridad.

Ahora publican imágenes con verdaderos “Crash test dummies” dentro de algo que parece un gallinero lleno de cables. Es interesante ver como, de hecho, parece que se calientan un poco los motores de una nueva “carrera” espacial, pero sorprende que se corra sobre caracoles. Ya vamos a llegar a ese punto pero primero veamos qué tienen para decir desde la NASA: “La inclusión de maniquíes en la prueba ayudaría a asegurarse de que la tripulación de la NASA está protegida ante las lesiones durante el amarizaje en misiones futuras”. 

Leer:  Misterios | Retorno a Babilonia; fotogramas malditos.

56dbb4aac36188454c8b45d0

Esto, que suena tan genérico como lógico, lleva a preguntarse incluso cuál es la razón de que no lo hicieran antes, presentando como toda una novedad cuestiones que, en definitiva, son básicas en cualquier industria de transporte humano (sea en una carretera o el espacio). Sí, es probable que no se trate del primer test de este tipo, pero nos interesaría más saber cómo es que piensan resolver el problema de la radiación en el espacio, el problema de los objetos que potencialmente resultarían peligrosos, el problema del alimento, el agua y claro… el problema de la convivencia de seis personas en una nave muy pequeña, mucho más que la propuesta en el programa Ares.

msn7ybr0mcfvqjpcxaih

Por ahora, la exploración espacial deberá contentarse con la ISS y los rovers de las agencias espaciales. Se preveen algunos avances en los próximos años, como lo que salga de los resultados del experimento ruso Mars 500. También, serán definitorios los vaivenes políticos y económicos ya que, recordemos, muchos de los pasos del hombre en el espacio han venido de la mano de desarrollos militares más o menos camuflados. Y si no existe interés por ese lado, es difícil que dejemos la chatura actual, lo que también me lleva a pensar si es que realmente queremos algo de todo eso.

Comenta esta nota...

Deja un comentario