Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La palabra “universo” tiene un significado etimológico interesante: el punto donde todo se une, y gira. Por eso, y gracias a esta enorme unión que significa escucharnos cada semana, es que quiero establecer este saludo y agradecimiento universal. Seguro de que la buena voluntad y el entusiasmo, la virtud y las motivaciones, elevo una copa por todo el equipo y brindo a vuestra salud.

Ese punto donde todo se une, y gira, es la misma señal. Llegamos a tu casa desde hace doce meses, nos metemos en tu cocina, en tu habitación, en tu receptor de radio o en tu móvil, en tu stereo y en tu ordenador. Pero lo hacemos porque nos permites compartir un rato de esa privacidad, porque enciendes los interruptores de la antena y recibes una señal que se nutre de las tuyas. El combo, el mágico caldo que se forma en el horizonte de sucesos de lo desconocido, es la motivación que te lleva a darnos un espacio, es la chispa que nos mueve contra viento y marea cada día, cada hora, pensando en lo que es NECESARIO contar, en un mundo donde parece que ya está todo dicho.

En definitiva, se forma y transforma un universo de voluntades, de intenciones, de ganas de querer saber más y de encontrar y compartir lo que nadie más toma en serio. Porque sabemos, existe un velo que se forma por las limitaciones de nuestros sentidos, y más allá se abre un mundo que pide ser descubierto, comprendido, analizado y aceptado. Este mundo, el de la ciencia y los misterios, (que van de la mano), es el que genera todo arte y toda matemática, toda expresión de la misma vida.

GRACIAS a todos quienes colaboraron de una u otra manera para que este primer año SEA lo que fue. Y muchas gracias a Toto Martin por el presente que ilustra la portada de esta nota.

¡Salud!

Fernando Silva Hildebrandt.

Comenta esta nota...

Deja un comentario