Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un grupo de científicos ha determinado que el material con el que está hecha es de origen extraterrestre, más exactamente, proviene de un meteorito.

tutankamon2Para los antiguos egipcios el hierro era un material muy valioso, quizás más que el oro. Se SUPONE que no sabían tratar el material y tampoco disponían de minas, o al menos así lo piensan los científicos a cargo de esta investigación para los que el origen de la hoja de la daga era un misterio. Tras recientes análisis llegan a la conclusión de que el metal proviene de un meteorito, por lo que la daga es literalmente hablando extraterrestre.

“Como los dos únicos artefactos de hierro valiosos del antiguo Egipto -analizados hasta ahora con precisión- son de origen meteórico, sugerimos que los antiguos egipcios atribuyeron un gran valor al hierro meteorítico a la hora de la producción de objetos decorativos o ceremoniales. Fundición de hierro, si hacían, producía hierro de baja calidad, por lo que no es compatible con objetos preciosos . En este contexto, la alta calidad de fabricación de la hoja de la daga de Tutankamón es evidencia de éxito en la forja de hierro temprano en la 14ª C. BCE . De hecho, los otros objetos de hierro descubiertos en la tumba de Tutankamón, proporcionarán importantes conocimientos sobre el uso del hierro meteórico y en la reconstrucción de la evolución de las tecnologías de mecanización de metales en el Mediterráneo”, dicen en el trabajo presentado en ‘Meteoritics and Planetary Science’.

Leer:  El fraude de la "extraña criatura" de Santa Fe
El artículo publicado en "Meteorics & Planetary Science"
El artículo publicado en “Meteorics & Planetary Science”

Un dato – como mínimo- curioso acerca de la relación de los antiguos egipcios con el hierro. Las voces que se elevan de entre la procedencia extraterrestre del metal se preguntan por la habilidad de “hallar meteoritos” por un lado y la eterna pregunta de cómo, sin poder siquiera dominar el metal de alta calidad, construyeron sus enormes monumentos. Respuestas de la ciencia, que reavivan los misterios.

Fuente: ‘Meteoritics and Planetary Science’

Comenta esta nota...

Deja un comentario