Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un Objeto Volador No Identificado es, en rigor, algo que se observa en vuelo y que no se puede identificar. Agregarle el rotulo de “extraterrestre” es, como mínimo, arriesgado. Sobre todo porque desde el vamos, son muchísimos los casos explicables y, de los que no lo son, los verdaderos investigadores siguen sin ponerse de acuerdo respecto a la procedencia. En el caso del supuesto OVNI del volcán Calbuco en Chile tenemos un gran ejemplo de que esas luminarias pueden ser identificadas y, cuando es así, no hay nada mejor que comunicarlo.

El “OVNI” del volcán Calbuco tiene una simple explicación: tanto una avioneta como un helicóptero de la Fuerza Aérea chilena sobrevolaron la zona del desastre natural. Las luces que se ven junto a la columna de cenizas corresponden a una avioneta que se movía en las cercanías de lugar de la erupción. Claro que muchos internautas se preguntan si alguien se arriesgaría a realizar algo tan peligroso como acercarse a esa masa de cenizas con lo que significa para los motores del aparato y la respuesta es simple: son fuerzas de seguridad haciendo su trabajo que no es otro que velar por la seguridad de los ciudadanos.

Por supuesto que no es algo que se me ocurra en un desvelo negador de “realidad OVNI”, la misma Fuerza Aérea de Chile se ha encargado de difundir un video tomado desde el helicóptero (que incluyo en el video debajo), lo que confirma la presencia de aeronaves en la zona en el mismo momento de las filmaciones. Por otro lado, no pocos canales de televisión se han valido de drones para filmar la zona (método seguro y económico) y sucede que los mismos suelen estar bien iluminados, cuestión de tenerlos siempre a la vista del “piloto” que los comanda desde tierra. En definitiva, el (o los) OVNI del volcán, es absolutamente explicable y en mi opinión personal, es un tema cerrado.

Leer:  Científicos advierten del peligro de los 'hackers' extraterrestres | Video

OTRAS EXPLICACIONES

OVNIS y volcanes van de la mano. No pocas veces he leído y escuchado que se trata de “naves extraterrestres cuidando de los hombres, para que no suframos las consecuencias de una catástrofe mayor” o, al contrario, de “extraterrestres que hacen volar los volcanes con intenciones no muy claras”. Dejando el romanticismo de lado, es patente que mucha gente necesita “algo” en lo que creer y ya John Keel, por mediados de los años sesenta, se preocupaba con la posibilidad de nuevas pseudoreligiones enarbolando las banderas del “amor de los hermanos superiores del espacio”. Pues bien, como hecho social, la erupción de un volcán es algo que -como mínimo- despierta temor y recuerda al hombre su real posición frente a la naturaleza. Ante la falta de sentimiento de abrigo, no me extraña la adición de “presencias” protectoras por parte de sectores de la población que, quizás, tienen una tendencia marcada a buscar consuelo en lo mágico, pero lo mágico mal entendido.

Podríamos seguir cortando tela por el lado social, pero lo cierto es que OVNIs y volcanes van de la mano y la gente no miente, realmente se ven “bolas incandescentes” en la gran mayoría de las erupciones volcánicas, pero se trata todo del mismo fenómeno natural. Es sabido que una explosión de este tipo libera enormes cantidades de energía, de hecho, la tremenda temperatura del material expulsado interactúa con la atmósfera fría generando rayos; increibles rayos en las columnas de material recién expulsado. Ahora bien, ¿que pasa si un rayo afecta una partícula de polvo? (no hablamos a nivel subatómico, solo polvo). La respuesta es: bolas, orbes, esferas de plasma.

Leer:  Misterios | Retorno a Babilonia; fotogramas malditos.

Los electrones de la partícula se mueven con gran velocidad ante la acción del rayo. Esto genera algo asi como un cortocircuito, un verdadero evento electromagnético que lleva a la partícula a la incandescencia. Esto, eleva el calor y lleva a nuestra diminuta amiga a brillar, pero no solo eso… otras partículas afectadas por el mismo rayo tenderán a agruparse, por una simple cuestión de atracción magnética, reuniéndose en una de las formas más elegidas por la naturaleza: la esfera. Así, tenemos otro posible OVNI en los alrededores de un volcán activo, por lo que también es MUY IMPORTANTE recordar estos datos antes de volcarse a explicaciones románticas, pero que ante un escrutinio mínimo, se vuelven peregrinas.

Con esto dicho, te dejo el video donde muestro muchos de estos detalles, desde los rayos hasta las filmaciones de las que hablaba. Porque sobre todo en el mundo del misterio, el Norte debe ser la verdad.

Fernando Silva Hildebrandt.

Comenta esta nota...

Deja un comentario