Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Todos conocemos la historia oficial: Yuri Gagarin, un joven atletico proveniente de una familia humilde fue el primer hombre en el espacio. Lanzado desde el aeródromo de Baikonur, logró orbitar nuestro planeta en una nave que no se diferenciaba mucho de un lavarropas automático. Sin embargo, tras la caída de la Rusia comunista, un personaje apareció dispuesto a contar la verdadera historia, y sucede que tiene sentido.

yuri4 (Small)
“Rusia pone un hombre en el espacio”

El 12 de abril de 1961 la Unión Soviética anunció al mundo que Yuri Gagarin había regresado con éxito del espacio exterior después de un vuelo de casi dos horas, a bordo de la cápsula Vostok I. Sin embargo, parece que fue el primer hombre en volver “en condiciones”. Algunas historias hablan de una cosmonauta incinerada en el reingreso y de otro, amigo de Gagarin, tomando el vuelo previo del que no se esperaban grandes resultados, para proteger a su amigo. Algo que habría llevado a Yuri a una depresión en la que se sumergió en la bebida, llegando a incomodar tanto a sus superiores que muchos piensan que su accidente aéreo posterior (donde perdió la vida) fue programado por el Kremlin.

Lo que se sale de los rumores para entrar en el campo de los hechos es que unos días antes, el 7 de abril, se había enviado al espacio a otro hombre del que se supo su historia en épocas de la Prestroika. Fue el cosmonauta Anatoli Grushenko, quien desertó a los EE.UU, el que confirmó una historia inaudita: Vladimir Ilyushin, hijo del célebre diseñador de aviones Sergei Ilyushin y piloto experimentado que había batido varios record de vuelo y altura fue el encargado de realizar ese primer vuelo humano (oficial y no tanto). La cápsula, apodada “Rossiya”, alcanzó los 300 km de altitud y emprendió un vuelo orbital que incluyó las primeras señales recibidas desde el cosmos. Tras la primera orbita surgueron los problemas y nuestro amigo Ilyushin quedó incomunicado con Tierra. Al mismo tiempo (o quizás por eso el silencio) los rusos notaron que el cosmonauta había perdido el conocimiento por lo que Baukonur puso manos a la obra y tras la tercera vuelta al planeta lograron traerlo de regreso.

Leer:  Mitologías modernas (primera parte): Algunas leyendas urbanas
Vladimir-Ilyushin (Small)
Vladimir Ilyushin

Los problemas no terminaron allí ya que las fallas de la cápsula provocaron que el reingreso se convirtiera en una especie de caída descontrolada que terminaría por impactar en territorio chino. De hecho, el sistema de seguridad que separaba al cosmonauta de la cápsula antes del golpe, haciendo que caiga con su propio paracaídas fue un fracaso. Vladimir Ilyushin sufrió severas heridas al dar de lleno en Tierra con la “Rossiya”.

La historia completa con que el ejército chino decidió mantener vivo al cosmonauta quien tras un año internado en un hospital fue devuelto a su patria donde -lejos de recibirlo como un héroe- lo instruyeron en la necesidad de que guarde el secreto de todo lo ocurrido.

UN VISTAZO

La cápsula de Vladimir Ilyushin cayó en territorio Chino.
La cápsula de Vladimir Ilyushin cayó en territorio Chino.

Esto es solo un vistazo de los secretos del programa espacial Soviético. Como cité anteriormente, se rumorea que varios hombres y mujeres fallecieron tanto en el espacio como en sus reingresos previo a Yuri Gagarin, quien fue presentado mundialmente por ser “el primero en regresar con vida”, a lo que deberíamos agregar “y no haber caído en otro país”.

Técnicamente, Yuri Gagarin no fue el primer hombre en dejar el planeta aunque eso no es más que un detalle en su vida. Luego del regreso y de ser reconocido como héroe nacional, Gagarin se entregó a la bebida, lo que le trajo muchos problemas, especialmente con el Kremlin ya que no dejaba de acusarlos (dentro de la cocina) de haber sido los responsables de varias muertes de cosmonautas. De hecho, Gagarin llegó a decir “Adiós camaradas” en el reingreso a causa de algunos problemas que habría detectado en el momento más delicado. Aún así logró salir en paracaídas de la cápsula y evitar un lago congelado, para ir a dar con un grupo de campesinos que finalmente lo ayudó a regresar al punto de encuentro.

Leer:  NASA responde, pero no como lo esperabas (la viveza no solo es argentina)

Siete años más tarde muere en un accidente que ha dejado más dudas que certezas. Las versiones mencionaban un desmayo, una maniobra imprevista o una turbulencia como las causas probables. Oficialmente se informó que el accidente se produjo al tratar de esquivar un globo de aire caliente. Casi medio siglo después, el ex cosmonauta Alexey Leonov indicó que el mismo día del vuelo de Gagarin junto a su experimentado instructor, divisaron un jet volando muy cerca y con errores en la altitud. Esto provocó una onda de choque que afectó al avión de Gagarin, provocando que se estrellara cerca de Moscú el 23 de marzo de 1968.

¿Accidente? ¿Incidente? ¿Asesinato al estilo KGB?

Como sea, un hecho histórico con sus misterios, pero que deja sin aliento al pensar en lo que esos pioneros enfrentaron, sintieron y vivieron al ser los primeros seres humanos en ver nuestro planeta “desde afuera”.

Un poco más de esta historia en el video justo debajo:

Fernando Silva Hildebrandt

Comenta esta nota...

Deja un comentario