Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  

Los  creepypastas son las leyendas urbanas de esta época digital, y como tales, se diseminan como una peste a través de los sitios de Internet. No es probable que sean historias reales, es bastante difícil encontrar las historias reales en las que se basan (si las hay) o lamentablemente sencillo, porque suelen estar basadas en videojuegos y las ganas que tienen muchos de que todo tenga un costado oscuro y prohibido. Dos de esos personajes gozan de mucha popularidad en estos momentos, Jeff the Killer, y su contraparte Jane the Killer. Contra lo que puede suponerse, lo que comparten no es una historia de amor sino de odio.

Las diversas fuentes consultadas cuentan más o menos la misma historia. Era una familia formada por los padres y sus dos hijos adolescentes Jeff y su hermano mayor Liu, y se había mudado a un nuevo barrio por una oportunidad laboral que le había salido al padre. Jeff y Liu hicieron amistad enseguida con varias personas, y entre ellas  estaba una chica llamada Jane, quien inmediatamente se había sentido atraída por el más chico, pero no todo era color de rosas, porque casi desde el mismo día de la mudanza, también se habían cruzado con los adolescentes matones del barrio, que les hacían la vida imposible, a lo que eran los nuevos… Día a día ellos se soportaban los maltratos, aunque Liu, no se sabe, pero Jeff estaba cada vez más molesto y abrigaba deseos de venganza. Él y Jane fueron haciéndose muy amigos, pero no llegaron a ser novios ni por asomo, aunque a Jeff ella comenzó a gustarle.

Jeff The Killer, se aparece en la habitacion de sus víctimas cuando ya están acostadas y les dice "Vete a dormir". Acto seguido, las hace dormir para siempre. (Imagenes recopiladas de Internet)
Jeff The Killer, se aparece en la habitacion de sus víctimas cuando ya están acostadas y les dice “Vete a dormir”. Acto seguido, las hace dormir para siempre. (Imagenes recopiladas de Internet)

El principio de la desgracia de ambos fue este. Un día, Jeff y su hermano estaban caminando hacia la escuela, Jeff muy molesto porque en cualquier momento  iban a aparecer sus acosadores, y como si los hubiera llamado, ahí aparecieron, pero esta vez parecía que querían llevar el abuso más lejos, porque habían llevado un cuchillo. Jeff no lo dudó más, aprovechó lo confiados que estaban, les arrebató el arma, y les propinó varios puntazos, haciéndolos huir muy heridos. Los hermanos se quedaron asustados, Liu sobre todo, porque no se esperaba eso de su hermano, pero se quedaron callados y fueron a la escuela normalmente. Jeff estaba asustado pero algo contento, porque se había hecho respetar. Fue a la noche, cuando los dos ya estaban en casa, que los policías llamaron a la puerta; lógicamente los matones los habían denunciado. Jeff se salvó porque su hermano asumió toda la culpa, para que no fuera a parar a un instituto de menores, no obstante, se esparció el rumor que contaba la verdadera historia. Jane se enteró y se alegró mucho; su estima por Jeff creció, porque ya era hora de que alguien les diera una lección a esos matones, y nadie se les animaba. Sintió algo de culpa porque más de una vez había visto como maltrataban a los dos hermanos y no se había acercado a defenderlos.

Bueno, el asunto es que la historia se desparramó por todo el barrio, y como muchos tenían a la nueva familia en gran estima, se organizó una fiesta para consolarla sobre su hijo que estaba en la cárcel. Jeff no tenía muchas ganas de ir, pero sus padres insistieron, incluso ellos sospechaban lo que realmente había pasado, pero querían disimularlo, y que mejor que socializar más con sus vecinos. La familia de Jane también fue invitada a la reunión, y se puso contenta porque iba a tener varias oportunidades para encontrarse con Jeff, de quien se estaba enamorando. Se cumplió con lo que se esperaba,  llegó la noche de la fiesta, y Jane se puso lo más linda posible, con su mejor vestido y bien maquillada. Ni bien llegó con su familia, lo primero que hizo fue buscar a Jeff en medio de toda la gente, y lo encontró medio alejado de todos, sin mucho ánimo de hablar con nadie. Se dirigió hacia ese lugar, él la vio y le sonrió, pero nunca se supo si hubieran llegado a ser novios. De alguna manera, los matones que Jeff había lastimado se colaron en la fiesta para vengarse (eso sí, bien ocultos y disfrazados para que nadie los reconociera), y vaya si lo lograron. Nadie tuvo tiempo de hacer algo; en menos de lo que canta un gallo, lo rociaron con combustible, le dieron fuego y huyeron, ante el horror y la consternación de todos. Lo último que vio Jeff fue a Jane paralizada ante sus gritos de auxilio.

Jane The Killer se aparece en la habitación de sus víctimas cuando ya están acostadas, y les dice "No vayas a dormir". Acto seguido, las hace dormir igualmente, y para siempre. (Imagenes recopiladas de Internet)
Jane The Killer se aparece en la habitación de sus víctimas cuando ya están acostadas, y les dice “No vayas a dormir”. Acto seguido, las hace dormir igualmente, y para siempre. (Imagenes recopiladas de Internet)

Los culpables nunca fueron encontrados, a pesar de las sospechas bien fundadas de quienes eran. Jeff despertó días después en el hospital, luego de varias cirugías que habían tenido que hacerle. Sin hacer caso al dolor que sentía, se levantó de la cama, fue al baño y allí se sacó las vendas. La visión de su rostro desfigurado hizo que perdiera la razón, y que se cortase la boca para que le quedase como una sonrisa eterna. Luego, se escapó por la ventana, y las enfermeras tardaron algún rato en descubrirlo. El fugitivo no estuvo ocioso, nada que ver, aunque hubiese sido mejor si lo hubiera estado. Fue a su casa y mató a sus padres, y después, de alguna manera que el creepypasta y sus versiones no indican, se coló en la comisaría donde aun estaba su hermano Liu, además de encarcelado, inquieto por la suerte de Jeff, y lo mató como para sacarle la preocupación. Como era de prever, ajustó cuentas con los que lo habían dejado así, porque sabía donde vivían todos ellos. Fue una noche muy ocupada para él, con las cicatrices y las heridas nuevas doliéndole, pero su flamante locura le permitía hacer caso omiso al dolor, así como también lo hizo cometer injusticias con gente que no le había hecho nada…

Jane se despertó por un ruido a la mitad de esa misma noche, en el living de su casa. Se levantó, bajó por las escaleras, porque ella dormía, y vio a al nuevo Jeff desfigurado, que estaba terminando de matar a sus padres. El horror le hizo dar un grito, y no le permitió moverse lo suficientemente rápido para evitar que Jeff la rociase con combustible y la incendiara. Lo último que vio Jane, antes de perder el sentido, fue a Jeff que le decía que lo hacía para que ella quedase tan linda como él.

Los relatos de enfrentamientos entre Jeff y Jane pueblan los sitios de creepypastas. (Imagen recopilada de Internet)
Los relatos de enfrentamientos entre Jeff y Jane pueblan los sitios de creepypastas. (Imagen recopilada de Internet)

La pobre muchacha despertó desfigurada en el hospital, de la misma manera que lo había hecho Jeff.  El primer pensamiento que acudió a su mente fue el asesinato de sus padres, y el odio hacia Jeff. Eso fue lo más doloroso, no tanto como cuando descubrió que estaba quemada y pelada, pero lo que terminó de enloquecerla fue cuando las enfermeras le entregaron una caja que le había dejado alguien, como obsequio. La abrió, y vio que era una peluca y una máscara, junto a un papel que rezaba “Lamento que no hayas quedado tan linda como yo”.  Eso terminó de sellar el odio hacia su antiguo amigo, e imitándolo, huyó del hospital. Localizó las tumbas de sus padres y juró venganza ante sus lapidas. Desde ese entonces, está persiguiendo a Jeff por todo el mundo, guiándose por las muertes que va dejando a su paso.

Comenta esta nota...

Deja un comentario