Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Esta tarde, a las 16:40 hora Argentina, llega la misión Insight a Marte. A partir de ese momento, se vivirán los “siete minutos de terror”. Esto significa que durante ese período de tiempo, los técnicos de vuelo de la NASA perderán control y datos del vuelo.

Técnicamente, la sonda de la misión Insight, debería comportarse de manera automática hasta tocar suelo marciano, por lo que el éxito de la empresa que comenzó hace más de seis meses depende de qué tan bien se haya preparado ese proceso

«La sonda tiene que ponerse justo a 12 grados del planeta. Si son más, se quema. Si son menos, rebota y se pierde en el espacio», dijo Jorge Pla-García, al periódico español ABC. Es científico planetario e investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA).

La atmósfera marciana es muy tenue, sin embargo, la fricción con el protector térmico hará que se caliente a tal extremo que alcanzará los 1.500 ° C, la temperatura de la superficie del Sol.

Si todo sale bien, una vez en Marte, InSight desplegará dos planeles solares para «alimentarse» y se pondrá manos a la obra justo tras el aterrizaje, pero la recopilación de datos científicos no comenzará completamente hasta aproximadamente diez semanas después. El objetivo del robot es hacerle a Marte el primer «chequeo» completo desde que se formó hace 4.500 millones de años. Se trata del primer explorador robótico que estudiará las profundidades del planeta.

PERFORANDO MARTE

Marte es el segundo planeta más estudiado, solo detrás del nuestro, pero no sabemos prácticamente nada de su interior. Todos los astrónomos tienen que pasar por modelos y teorías, pero no hay evidencia concreta.
La “Misión de Exploración Interior de la NASA que utiliza Investigaciones Sísmicas, Geodesia y Transporte de Calor” (InSight), apunta a cambiar eso. InSight aterrizará el lunes (26 de noviembre) alrededor de las 16:40 (Buenos Aires, Argentina). Poco después, el aterrizaje comenzará a mirar debajo de la superficie de Marte para revelar los secretos dentro del Planeta Rojo.

Credito: Adrian Mann

Hace unos 4.500 millones de años, se formaron los ocho planetas de nuestro sistema solar. Esto, a partir de un disco de rocas, hielo y escombros que orbitaban el sol joven. Avanzando al presente, vemos una clara diferencia entre los planetas internos y externos. Los planetas terrestres (Mercurio, Venus, la Tierra y Marte) tienen una estructura densa y rocosa, con solo uno capaz de sustentar la vida como la conocemos.

Los planetas jovianos (Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno) son principalmente gaseosos e hinchados hasta enormes tamaños. Sin embargo, la pregunta que los astrónomos aún no pueden responder es cómo se formaron y evolucionaron estos planetas terrestres.

Los astrónomos han tratado de responder esta pregunta en un período de exploración extensa con uno de nuestros vecinos más cercanos, Marte. Sin embargo, las misiones anteriores solo han podido arañar la superficie. Mientras los aterrizadores, los rovers y los orbitadores han buscando agua en la superficie seca y arenosa, o diseñados para estudiar la diminuta atmósfera del planeta, InSight está profundizando en lo desconocido. Al “poner una oreja al suelo”, los astrónomos obtendrán una comprensión más completa del núcleo, el manto y la corteza del planeta rojo.

“Los objetivos de la misión son trazar un mapa de la estructura y el estado térmico del interior profundo de Marte por primera vez, y utilizar esta información para comprender mejor los procesos de formación temprana de los planetas terrestres, incluida la Tierra”, dijo el investigador principal de InSight, Bruce. Banerdt, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

“InSight usará el mismo diseño de módulo de aterrizaje que la misión Phoenix (2007), que nos brinda un sistema de aterrizaje y superficie comprobado sin el costo de desarrollarlos desde cero”, explicó Banerdt. “Además, usaremos varios orbitadores en Marte para transmitir a la Tierra nuestros preciosos datos. Es difícil exagerar en la medida en que el conocimiento de las misiones anteriores suma a la ciencia de InSight”.

Comenta esta nota...

Deja un comentario