Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  • 30
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Afiche promocional de la película.
Afiche promocional de la película.

No solo hay películas “malditas” dentro de la historia del cine, por los hechos negativos que acarrearon o las cosas sobrenaturales que a veces registraron involuntariamente, sino también entran en esa categoría las que se vieron sometidas a circunstancias que fueron nefastas para quienes intervinieron en ellas. Hay una que cumple esos últimos requisitos; “The conqueror”.

Este film se conoció como “El conquistador de Mongolia” en España, y como “El conquistador” en Latinoamérica. Fue estrenada en 1956, y estaba basada en la vida del poderoso caudillo Genghis Khan cuando su poderoso imperio aun estaba en sus primeros tiempos. Fue producida por el multimillonario empresario Howard Hughes (también aviador, autodidacta, y director de cine), dirigida por  Dick Powell, y protagonizada por el afamado actor John Wayne, estrella clásica de películas del lejano oeste, Susan Hayward, Pedro Armendáriz, y varios otros. Resulta media extraña la elección del irlandés John Wayne para hacer de un asiático, que para colmo era el protagonista, pero era la época en que Hollywood caracterizaba de indígenas a actores blancos, y en la época en que la música popular entre la gente de raza negra, también lo era entre la de raza blanca, pero quienes la tocaban eran blancos pintados de negro. Como sea, el asunto es que la película fue una superproducción para la época, contaba con gente talentosa frente a cámara (el mítico John Wayne, que leyó el guion y peleó por el papel) y detrás también (los ya nombrados Hughes y Powell). No fue filmada en estudios o en alguna locación común, sino que Hughes trasladó al equipo de filmación al desierto de Escalante por ser muy parecido al de Mongolia, para dar mayor realismo y de paso ahorrar en viajar a ese país. Con todos esos ingredientes, ¿qué podía salir mal?

 

El desierto de Escalante, donde se filmó parte de la película.
El desierto de Escalante, donde se filmó parte de la película.

Por decirlo de alguna manera, todo salió mal. Fue un fracaso comercial a nivel comercial y los críticos la destrozaron, por la flojedad de la historia y la pésima dirección. No se sabía exactamente que fue lo que le vieron John Wayne y Howard Hughes, pero no pudo ser trasladado a la pantalla. Hughes nunca se recuperó del todo de aquel tropiezo, es más, se dice que compró todas las copias existentes y no dejó que se exhibiera en ningún lado, como será, que la película es de 1956 y recién se vio por televisión en 1974. Al parecer, en

Howard Hughes.
Howard Hughes.

sus últimos días se la pasaba mirándola una y otra vez sin descanso, quizás para exorcizar el mal recuerdo o para decirse que podría haber mejorado esto o aquello. Sin embargo, no pasó como en las películas actuales, que saben ser matacarreras, tronchando el desarrollo de actores, sino que, por ejemplo, los artistas siguieron protagonizando cintas que fueron éxitos, como si ese error de sus carreras nunca hubiera existido. No obstante, ahora entra la explicación de la calificación de película maldita.

En el transcurso de varios años, un poco menos de la mitad de los que compusieron el equipo de filmación (actores principales, ayudantes y demás) desarrollaron cáncer, y varios tuvieron un mal final. John Wayne falleció en 1979 luego de una larga batalla contra esta cruel enfermedad. Su partenaire,  Susan Hayward, unos años antes, en 1975, a causa de un tumor cerebral. Pedro Armendáriz, legendario actor mexicano, contrajo cáncer de riñón, pero le ganó; se suicidó al saber que era terminal. Dick Powell, el director, unos pocos años luego de haber filmado esa película, falleció por la terrible enfermedad invasiva.

Desierto de Nevada con marcas de pruebas nucleares.
Desierto de Nevada con marcas de pruebas nucleares.

Cualquiera diría que fue algo como para hacer juego, una desafortunada cadena de coincidencias, pero hubo un detalle que demuestra que no lo fue; el desierto de Escalante está situado en el estado de Utah, que linda con el de Nevada. ¿Cuál fue el problema? Nevada fue utilizado en esos tiempos como escenario de pruebas nucleares, y los viendos desparramaron la abundante radiación por los estados vecinos. Evidencia circunstancial, dirían muchos, pero… para completar la grabación en estudios, Hughes hizo llevar sesenta toneladas de arena. Los actores ya sabían que la arena estaba impregnada de radiación, es más, solía contarse que el desierto brillaba de noche con un resplandor rojizo, y que John Wayne aparecía en una foto sosteniendo un contador Geiger, pero más allá de eso, aun no se había establecido la relación de las pruebas nucleares con incidencias negativas en los seres vivos. No obstante, aun hoy no se tiene afirmado por completo que eso fue lo que mató a gran parte del equipo, porque, por ejemplo, John

John Wayne y Susan Hayward.
John Wayne y Susan Hayward.

Wayne era un bebedor y fumador empedernido, lo cual le podría haber ocasionado la enfermedad. Sin embargo, eso no explica porque tanta gente que estuvo en el mismo lugar con él fue afectada de la misma manera. De esta manera, es creencia altamente arraigada que las pruebas nucleares tuvieron mucho que ver, como será, que hasta gente del Pentagono publicó un artículo en donde pedían perdón  a Dios por haber matado a John Wayne. Claro, todas las otras personas del equipo fílmico, los trabajadores de las centrales atómicas, y los muertos de Hiroshima y Nagasaki no importaban tanto.

 

 

Comenta esta nota...

Deja un comentario