Comparte esta nota con tus amigos | La Señal (ciencia y misterios)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En 1978 el dibujante Ward Kimball confesó públicamente en un congreso organizado por la MUFON (Mutual UFO Network) en California, que, en la década de los cincuenta habían existido contactos al más alto nivel gubernamental con el mismísimo Walt Disney para la elaboración de un documental sobre OVNIs. Al parecer algunos mandos de la USAF le prometieron a Disney que le entregarían importante material secreto sobre los Platillos Volantes y decenas de filmaciones (incluidas imágenes tomadas desde aviones de combate) para elaborar un exhaustivo documental sobre este famoso enigma. El objetivo del Gobierno estadounidense era concienciar a la opinión pública sobre la existencia de los OVNIs. Pero según confirmó Kimball, tras unos meses trabajando en el proyecto, se le comunicó a Disney que el asunto había sido cancelado.

Ward Kimball (derecha), Walt Disney (centro) y Bill Bosche (izquierda) trabajando en los modelos para el episodio “El Hombre en el espacio”.
Ward Kimball (derecha), Walt Disney (centro) y Bill Bosche (izquierda) trabajando en los modelos para el episodio “El Hombre en el espacio”.

Kimball confirmó a los investigadores que tras la emisión y repercusión de la serie documental de Disney, compuesta de 3 capítulos: “Man in Space” (1955), “Man and the Moon” (1955) y “Mars and Beyond” (1957) recibieron una singular llamada. Al parecer las autoridades habían sido conscientes del potencial de la serie con una audiencia estimada de 42 millones de espectadores y querían ofrecer al público norteamericano sus investigaciones sobre OVNIs. Según Kimball el éxito de los documentales: “no pasó inadvertido para Al Meyers y (Edward) Heinemann , dos pesos pesados en Douglas Aircraft, además de George Hoover , que era el jefe de la Oficina de Investigación Naval (ONR). (Ellos) vinieron a mí y querían que Disney hiciera una película sobre OVNIs. (Estos tres) sabían que los OVNIs eran reales. Tenían pruebas, tenían de todo. Y les dije, que “Claro”. Personalmente había estado recolectando material sobre ovnis durante años, de todos modos, y tenía un armario lleno de cosas. Muchos informes y todos los libros, los que queráis. Yo era un estudiante de Charles Fort , y para mí era un sueño concluir (“Disneyland” serie de televisión donde se emitían los documentales sobre el espacio exterior) con (un cuarto episodio sobre OVNIS)”.
El encargado de trasladar la negativa a Disney y Kimball fue el comandante Miranda de la Base Wrigth Patterson (muy relacionada con la investigación OVNI). Su respuesta fue la siguiente: “Mira, todo el mundo preguntaría a la Fuerza Aérea, ¿Qué son estas cosas?’ Y si no pudiéramos responder a esa pregunta, estaríamos en problemas, podríamos estar al comienzo de una guerra, acusarían a los rusos de hacerlo, de estar por delante de nosotros”… añadiendo “Tenemos fotografías (de OVNIs) tomadas desde las cámaras situadas junto a las armas (de los cazas de combate), tenemos hermosas imágenes, tenemos todas las formas y tamaños, ventanas, luces … (Pero) No sabemos lo que son todavía. Hasta que no podamos diseccionar (uno), y dar una explicación razonable sin que nuestra sociedad se desencaje, no podemos. Esto va a permanecer clasificado”.
Recordar que incluso el FBI, en un memorándum secreto de 1964 contemplaba la influencia mediática de Disney en la sociedad y su posible uso por la agencia de investigación federal: “A raíz de la posición del Sr. Disney como el primer productor de dibujos animados en la industria cinematográfica, y su importancia y amplio conocimiento de la producción fílmica, creemos que puede ser de valiosa asistencia para esta oficina…”

Comenta esta nota...

Deja un comentario