HISTORIAS PARA DORMIR

Historias Para Dormir es una iniciativa que nace de las ganas de entretener en tiempos de cuarentena. Así de sencillo. Sin embargo, encontré que disfruto tanto narrando historias que decidí continuarlo más allá de lo que suceda este año con el Coronavirus.

La idea central es hacer algo diferente al programa semanal, principal, y los especiales. En ellos, entrevistamos a investigadores, científicos, profesionales, sobre temas relacionados a la ciencia y el misterio. Siempre con una mirada periodística, intentanto separar la paja del trigo.

En Historias Para Dormir, sin embargo, me centro en las historias (como lo dice el nombre del ciclo, sí). No se realizará un análisis de la veracidad o la posibilidad de que estas historias sean reales, sino que la propuesta es conocer los eventos, mitos y leyendas que dan vida a los temas que tratamos en los otros programas. Es un evento de divulgación foklorica, es el regreso a la figura del «cuenta cuentos» en su modo más primitivo y visceral.

La gran mayoría de las veces te encontrarás con temas que, se presume, son reales. Historias como la del Mothman (que abarca la primera emisión), los Skinwalkers y el mítico rancho que lleva su nombre, el Wendigo, los Seres Sombra, encuentros con OVNIS, supuestos extraterrestres de todo tipo, inefables hombres de negro y apariciones fantasmales o demoníacas son algunos de los temas que saltarán en estas veladas que, muchas veces, se ponen un tanto siniestras.

Es reconfortante compartir eventos relevados por Vallée, Keel, Hynek, Caravaca, Sierra y tantos investigadores argentinos como puedas recordar. Me lleva a pensar y recordar que no todo lo que se narra es cierto, pero mucho de lo que se calla podría cambiar el mundo.

Te espero (casi todas las noches) en Historias Para Dormir, en el canal de YouTube de La Señal (ciencia y misterios). Y te dejo un par de capítulos, para que los vayas viendo… a ver si puedes dormir.