Twin Peaks: Fuego, Lynch, el Regreso | Factor Hildebrandt

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete ahora a nuestro canal para ver más de 800 videos sobre ciencia y misterios.

Twin Peaks es una serie de contrastes: aberraciones por donde se mire. De un ayudante de Sheriff que es (en realidad) un niño en traje de adulto, hasta la maldad ambigua y natural de “Bob” (una suerte de entidad primigenia empecinada en encarnar y matar).
Los lados más extremos (y todos los grises intermedios) conviven en un pueblito de mala muerte en el que (justamente) no son pocos los que encuentran el final de sus días de la peor manera.
Entre medio se mezclan las miserias humanas (adicciones, prostitución, avaricia) con situaciones hilarantes y casi dignas de una comedia infantil. Esto hizo de Twin Peaks LA serie de los noventas y el regreso más esperado desde los Expedientes X.

Twin Peaks (David Lynch al centro)
Twin Peaks (David Lynch al centro)

David Lynch y Mike Frost, sus creadores, han dejado una huella de surrealismo que ya se supone absolutamente imborrable y se acentúa tras esas cortinas carmesí que contienen el “mundo inverso” en el que interactúan los sueños, la realidad expandida, las esperanzas de la “logia blanca” y los planes de la “logia negra”.

Más allá de las interpretaciones, de las historias de mensajes extraterrestres escondidas en el medio, de Fox Mulder (David Duchovny) apareciendo como un agente travesti del FBI, la serie original nos dejó la certeza de que el arte se puede llevar a la pantalla chica.

Relacionado:  AVI LOEB LLEVA A HARVARD TRAS LOS OVNIS

Ahora, veinticinco años después, el regreso está a la altura de aquella serie original que —en 1992— dio vuelta a los televidentes como simples medias. Algunos personajes desaparecieron, otros han tomado más protagonismo (como Hawk) y algunos han “evolucionado” en árboles parlantes con poco humor. Lo absurdo del misterio, del fenómeno, se puede respirar a través de la pantalla que, por unos 45 minutos (por episodio) deja de ser algo frio y tonto, para desparramar el calor del arte irreverente. Si, irreverente pero mainstream, una combinación poco usual, tanto como cada idea del GENIAL David Lynch.

Relacionado:  AVI LOEB SE LANZA A BUSCAR TECNOLOGÍA ALIENÍGENA DESDE HARVARD

Mira aquí el Trailer (la serie puedes verla en Netflix y en todo sitio de series pirata en la web):

Fernando Silva Hildebrandthttp://www.cienciaymisterios.com
Director del ciclo La Señal (ciencia y misterios) y Ciencia y Misterios (la revista digital). Redacción. |-------------------------| As above, so below.

Lo más nuevo

Artículos relacionados

15 visitantes conectados ahora
1 visitantes, 14 bots, 0 miembros
En total: 289 a las 07-10-2019 06:07 pm
Máx. de visitantes hoy: 32 a las 02:31 am
Este mes: 118 a las 07-22-2021 08:51 pm
Este año: 118 a las 07-22-2021 08:51 pm